Crimen de Javier Videla: condenaron a Colicheo a 24 años de prisión

El tribunal dio a conocer hace instantes la sentencia en contra del hombre que asesinó al empleado judicial de Roca. También está acusado del femicidio de Claudia Casmuz.

Antonio Colicheo, el sujeto que también está imputado en una causa por femicidio, fue condenado a una pena de 24 años de prisión por el brutal asesinato del trabajador judicial Javier Videla, quien fue ultimado de un balazo y su cuerpo fue hallado el 17 de noviembre del año pasado.

El fiscal del caso Andrés Nelli y el abogado querellante Marcial Peralta habían solicitado una pena de 24 años de prisión, mientras que el abogado defensor, Juan Pablo Piombo, había requerido 11 años de cárcel.

Durante el juicio de cesura que se cerró hoy, el fiscal Nelli había destacado los elementos que habían en la investigación para incriminar a Colicheo pero también hizo énfasis en la metodología utilizada por el sujeto. Explicó que no solo lo mató, sino que no le brindó ayuda y posteriormente escondió el cuerpo, en una zona descampada, al norte de la ciudad.

Las hermanas y la mamá de Javier acompañaron las marchas y todo el proceso judicial. También habían pedido la máxima pena para Colicheo. Foto: archivo

Ante la ausencia del Juez de Juicio, Fernando Sánchez Freytes, fue su colega Gastón Martín quien leyó parte de la sentencia en contra de Colicheo tras el juicio abreviado parcial que acordaron las partes y por el cual el imputado reconoció el delito por «homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego, en concurso real con portación de arma de fuego de guerra sin la debida autorización legal” (víctima Javier Alejandro Videla) y “portación de arma de fuego de guerra sin la debida autorización legal, en concurso real con abuso de armas” (víctima Julio Sánchez).

En la parte resolutiva, el magistrado -quien estuvo acompañado del juez Alejandro Pellizzón- destacó que más allá del acuerdo, en ningún momento el acusado de arrepintió de sus actos y consideró como un hecho de suma gravedad no haber brindado datos para que los investigadores puedan hallar el cuerpo del trabajador judicial y de esa manera «llevar algo de paz a su familia y a sus compañeros de trabajo».

«Fue un matar por matar», consideró el tribunal en otro de los párrafos de la sentencia dada a conocer hace minutos en los tribunales de Roca. Y detallaron que no existió justificación alguna para concretar el tremendo hecho. El tribunal no sólo evaluó como agravante el daño directo sino también el que provocó a su familia, especialmente en la salud de la madre de Javier.

También tuvieron en cuenta las palabras de la angustiada mamá de la víctima quien calificó como «un infierno» el calvario que vivió junto durante todo el tiempo que permaneció oculto el cadáver del trabajador judicial. «Encontrar el cuerpo y darle sepultura trajo algo de alivio a sus vidas», destacó el juez.

«Tanto la muerte como su desesperada búsqueda produjo un daño a la familia y una conmocion social en General Roca. Es un hecho grave que deliberadamente causó Colicheo. No tuvo la menor empatía por reducir la situación que había causado», remarcó por unanimidad el tribunal.

Sin embargo para los jueces, «reconocer el crimen» implica que reconoció su responsabilidad penal en el juicio abreviado como parte de un «negocio jurídico» que lo beneficia frente a su difícil situación procesal. Y remarcaron que el acusado nunca se arrepintió de los hechos y sólo pidió «una tibia disculpa» a su familia.

Para el tribunal, Colicheo nunca se arrepintió del crimen ya que a pesar de estar en prisión, no brindó detalles del lugar donde se encontraba el cuerpo, «provocando un mayor daño» a sus familiares.

Para esta condena, consideraron un atenuante la difícil situación que pasó de niño ante la ausencia de su madre, que es jefe de familia y tiene una pareja y un proyecto de formalizar esa unión. Y la ausencia de antecedentes penales.

En base estos agravantes y atenuantes, el tribunal determinó una condena a 24 años de prisión.

El hecho


El 4 de marzo del 2021, fue el día en que desapareció el trabajador judicial después de una serie de incidentes que ocurrieron en una vivienda ubicada en el casco céntrico. En medio de esa violenta situación, a punta de pistola Colicheo se llevó al trabajador judicial a bordo de un vehículo.

La familia, sus allegados y compañeros de trabajo, realizaron varias movilizaciones y manifestaciones para que no se detenga la búsqueda del trabajador judicial.

El 17 de noviembre pasado se confirmó la aparición de su cadáver a 43 kilómetros de Roca en una zona semidesértica. La autopsia confirmó que murió de un disparo de arma de fuego 9 milímetros.

Cabe recordar que Colicheo también está imputado en el femicidio de Claudia Casmuz. La joven de 29 años de Roca fue ultimada de dos disparos en la cabeza, casi en simultáneo con la desaparición del trabajador judicial. 

Su cuerpo fue encontrado el 9 de marzo del año pasado en el mismo campo donde detuvieron a Colicheo por el crimen de Javier Videla.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora