Exclusivo Suscriptores

Estafa con planes sociales en Neuquén: las preguntas «molestas» que hizo un juez

Por mayoría, un tribunal confirmó las prisiones preventivas de Soiza y Osuna. El viernes revisarán la situación de Sánz. El fallo fue dividido.

Ricardo Nicolás Soiza y Marcos Ariel Osuna seguirán detenidos con prisión preventiva, señalados como dos de los supuestos líderes de una asociación ilícita que cometió una millonaria estafa con planes sociales del Ministerio de Desarrollo Social en Neuquén. Pero algo cambió: la prórroga de las detenciones fue concedida por dos meses, y no por seis como pretendía la fiscalía, y la decisión no fue unánime.

La situación del tercer detenido, Néstor Pablo Sánz, será considerada en una próxima audiencia, el viernes 17. Ese mismo día, o a más tardar el lunes 27, la fiscalía tiene previsto pedir una prórroga en el plazo de investigación que vencerá el 29 de noviembre, por dos o cuatro meses. No está confirmado.

La audiencia realizada este martes ante un Tribunal de Revisión permitió vislumbrar que en el Poder Judicial no hay una visión homogénea sobre la causa planes sociales, ni sobre la forma en que la lleva adelante la fiscalía de Delitos Complejos a cargo de Pablo Vignaroli y Juan Manuel Narváez.

En la investigación hay 26 personas imputadas como integrantes de una asociación ilícita, y cinco más señaladas como jefes de esa banda: Soiza, Osuna, Sánz, el exministro Abel Di Luca y el ex Coordinador Provincial de Administración del Ministerio, Tomás Siegenthaler. Para ellos, la pena en una eventual condena sería mayor.

Arrepentidos y detenciones en la causa de estafa con planes sociales en Neuquén


Sólo los tres primeros están detenidos porque cuatro de los imputados (en adelante, Los 4A) declararon como una especie de arrepentidos, dieron detalles de la maniobra y los acusaron de aprietes y de borrar pruebas.

Sánz también prestó una extensa declaración en la causa, pero los fiscales la consideraron insustancial y hasta mendaz, y pidieron que siga detenido. El defensor, Gustavo Palmieri, dice que incumplieron un acuerdo de otorgarle la prisión domiciliaria a cambio de la delación.

Las detenciones se produjeron el 10 de julio. La fiscalía pidió 8 meses, el juez que intervino, Cristian Piana, otorgó 4.

El pasado viernes 10, la jueza Estefanía Sauli prorrogó esas prisiones preventivas por otros seis meses. Las defensas apelaron y así se llegó a la audiencia del martes ante un Tribunal Revisor con una integración singular: el juez de Garantías Gustavo Ravizzoli; el juez penal del Niño y el Adolescente, Dardo Bordón; y el flamante juez de Garantías (asumió el lunes) Juan Pablo Encina Rivero.

Estafa con planes sociales en Neuquén: Dos horas de deliberación


Bordón, Ravizzoli y Encina Rivero, el Tribunal de Revisión. (Matías Subat)

En un fallo dividido -que demandó dos horas de deliberación- Ravizzoli y Encina Rivero ratificaron la prórroga de las prisiones preventivas pero consideraron desproporcionado el plazo, y lo redujeron a dos meses. El 10 de enero habrá que volver a revisarlo.

Sin embargo, antes de esa instancia las defensas irán al Tribunal de Impugnación, que en muchas ocasiones y con diversa integración, ha resuelto abiertamente en contra de las posturas de la fiscalía. Si eso llegara a ocurrir, los fiscales Vignaroli y Narváez recurrirán a la sala penal del Tribunal Superior de Justicia.

Estafa con planes sociales en Neuquén: Soiza y el término «familia»


El exdirector de Planes Sociales, Ricardo Soiza: «mienten». (Matías Subat)

En la audiencia del martes, Soiza pidió la palabra para aclarar que «nunca tuve contacto con ninguno de los imputados» que integran el grupo de Los 4A y que lo incriminan. «Están mintiendo», remarcó.

También negó haber pronunciado el término «familia», un concepto en torno del cual la jueza Sauli tejió su decisión de mantenerlo detenido. «El término familia no debe pasarse por alto. Significa un grupo de personas unidas por lazos legales», dijo la jueza el viernes. «Aquí lazos legales no habría, pero entonces ¿qué significado se le debe dar a ese ‘familia’? Entiendo, por el contexto, que era callar, ocultar, que todos sientan esa pertenencia».

Al respecto, Soiza replicó: «Vengo de la religión islámica. Mi familia es dios, mi mujer, mis hijos y mi nieto. Esa es mi familia. Esa palabra jamás sale de mi boca» en otro contexto.

Luego habló de sus problemas de salud, reiteró que estuvo internado en terapia intensiva en parte del período durante el cual se cometió la estafa, y volvió a mencionar su crítica situación económica porque «me quedé sin mi sueldo del Estado» (era director de Planes Sociales) y su local gastronómico Faraón «está en serio riesgo de cerrar».

Estafa con planes sociales en Neuquén: Razonamiento lógico


Los jueces Ravizzoli y Encina Rivero llegaron a la conclusión de que su colega Sauli realizó «un razonamiento lógico, ajustado a lo que litigaron las partes» y su decisión de prolongar las preventivas «no fue arbitraria» porque los peligros procesales de entorpecimiento de la investigación y ocultamiento de pruebas se mantienen.

Por otra parte tuvieron en cuenta una recomendación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos respecto de que las prisiones preventivas se deben revisar regularmente. En ese orden, recortaron la duración de seis a dos meses.

«Busco respuestas y no están, o no están claras»


En minoría quedó el juez Dardo Bordón, quien llevó su análisis tan lejos que -admitió- en el futuro podría ser recusado por adelantar opinión.

«La decisión de la jueza Sauli no tiene respuesta a las preguntas que los defensores me propusieron. Yo busco respuestas, y no están o no están claras», dijo.

«Sé que les va a molestar, es como que me meto en los criterios de la fiscalía, pero yo no me meto, yo controlo», señaló el magistrado, conocido por sus reflexiones minuciosas.

Empezó por preguntarse: «¿por qué Osuna está preso, y el abogado Alfredo Cury no? Los dos desplegaron la misma conducta» en el sentido de que visitaron casa por casa a los involucrados en la maniobra para retirarles celulares y computadoras cuando se enteraron, por una filtración aún no explicada, que los iban a allanar.

Estafa con planes sociales en Neuquén: Diferencia de trato


«A uno le dan un trato más riguroso que al otro cuando los dos cometieron la misma actividad entorpecedora. Uno es jefe, el otro no, y no sé por qué», continuó.

Se preguntó también por qué Los 4A tienen botón antipánico. «¿De quién tienen miedo, de los que están presos? ¿De los que están en libertad? ¿Y los que están en libertad qué medidas restrictivas de la libertad tienen?.

Bordón avanzó. «¿Cómo es que están libres personas imputadas consideradas jefes de esta asociación ilícita? Hay tres jefes presos y dos no».

Sánz, y el mensaje que deja


Incursionó luego en la declaración de Néstor Pablo Sánz, pese a que no se estaba tratando su caso en la audiencia. «Cuando un delincuente oculta el arma, decimos entorpeció. Cuando no la oculta, la entrega, ¿entorpeció?. Cuando cuatro o cinco aportan información, nos encontramos con tratos diferenciados. El que colabora, aporta, sigue preso. Otros cuatro están libres, con botón antipánico. ¿Eso como se explica?»

«¿Cuál sería el mensaje para los que delinquen?», se preguntó de manera retórica y se respondió en tono irónico: «Callate, entorpecé, no colabores, total vas a recibir el mismo trato que si colaborás».

«Son cuestiones de las que no puedo apartarme», dijo el magistrado. «Estas interpelaciones me obligar a preguntarme por qué no una domiciliaria».

«Hay asimetría en el tratamiento procesal, hay un tratamiento diferenciado rayano en lo írrito», remarcó.

En la agenda de la Oficina Judicial figura que para la audiencia del viernes, en la que se analizará la prisión preventiva de Sánz, están convocados como Tribunal de Revisión los jueces Juan Pablo Encina Rivero, Raúl Aufranc y Dardo Bordón. ¿Lo recusará la fiscalía?


Comentarios