La Justicia tardó demasiado y los protagonistas de un tiroteo en pleno centro de Bariloche se esfumaron

El hecho se produjo este jueves a las 7 en Elflein y Palacios. Un hombre de El Bolsón recibió dos heridas de arma de fuego.





Recién a las cinco de la tarde del jueves, la Policía recibió la orden de allanamiento por parte de la Justicia para requisar un auto que estaba en custodia en Elflein al 300 desde la mañana y proceder a allanar dos viviendas.

Pasaron ocho horas y media desde el operativo policial en el que se pudo identificar a dos hombres que se dieron a la fuga. Sin embargo, la orden de allanamiento se recibió por la tarde. El resultado fue negativo.

El hecho que se investiga ocurrió a las 7 de la mañana del jueves cuando un llamado al 911 alertó sobre una discusión entre cuatro personas que terminó con la rotura de un Fiat Siena en Elflein, entre Rolando y Palacios. Minutos más tarde, uno de esos hombres extrajo un arma de fuego y disparó contra otro generándole dos heridas en el empeine y el muslo.

La persona herida, que es de El Bolsón, fue trasladada al hospital Ramón Carrillo; mientras su pareja, en estado de shock, corrió hasta Gallardo y Palacios hasta quedar tendida en el piso. Los dos agresores escaparon y dejaron su auto en el lugar. Según testigos, la discusión se produjo por venta de droga y la calidad de la misma.

La policía custodió el auto durante todo el día a la espera de una orden de requisa por parte de la Justicia que llegó recién a las 17.

En la causa intervino el fiscal Gerardo Miranda que por la tarde habría solicitado la orden de allanamiento autorizada por el juez. Cuando la Policía procedió a la requisa del auto, encontró la billetera de una de las personas involucradas, logrando corroborar su identidad. Realizó dos allanamientos en los domicilios pero no encontraron nada. Ya eran las 19, habían pasado doce horas del hecho.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La Justicia tardó demasiado y los protagonistas de un tiroteo en pleno centro de Bariloche se esfumaron