Mamá de Robinson: «A mi hijo le sacaron las esposas después de muerto»

Lidia Quintriqueo reclama justicia por la muerte de su hijo durante un violento operativo policial en Villa La Angostura. Este viernes habrá una junta de forenses en Neuquén capital.





Lidia Quintriqueo aseguró que su hijo Robinson Gatica «murió esposado boca abajo» dentro de su vivienda, «y los policías estaban desesperados porque querían sacarle las esposas y no encontraban las llaves». Cuando llegó personal del hospital ya se las habían quitado.

Esta sería una alteración más de la escena del crimen por parte de la policía de Villa La Angostura, involucrada en la muerte violenta de Robinson, el empleado municipal de 32 años que falleció el 20 de julio pasado a las 6 de la mañana en su vivienda del barrio Las Piedritas.

Quintriqueo aseguró a Río Negro que ella presenció la escena de los policías buscando las llaves para quitarle las esposas a su hijo. «Él ya estaba muerto, ya no respiraba», dijo.

La escena del crimen no fue preservada por la policía. Sólo se conservan fotos y un video que tomó la esposa de Robinson, Paola, en la que se aprecia la posición final en la que quedó el cuerpo y se lo ve esposado, dijeron fuentes con acceso a la causa.

«Desde el primer momento Lidia repite lo de las llaves», agregaron las fuentes.

Por la muerte de Robinson hay cinco policías con prisión domiciliaria que desde esta semana tienen autorización para salir a cumplir tareas administrativas de 8 a 12 de lunes a viernes. La investigación está a cargo de Gendarmería Nacional, el fiscal Andrés De Lillo y la querella integrada por Lorena Miani y Virgilio Sánchez.

En su diálogo con este medio, Quintriqueo confirmó que «los policías lo conocían a mi hijo desde que tenía 13 años, siempre tenían problemas con él. Lo agarraban, lo llevaban al hospital y después lo golpeaban».

¿Qué le pasó esa noche?


Añadió que desde hacía tres meses antes de su muerte venía realizando un tratamiento de desintoxicación y no consumía drogas.

«Esa noche se descontroló», dijo la mujer.

Según las pericias forenses, habría consumido cocaína. No trascendió en qué cantidad. Provocó algunos destrozos en la vivienda «con un cuchillo chico», especificó su madre, que su esposa le pudo quitar.

La familia de Robinson niega que haya sido víctima de violencia de género. El trabajador no fue agresivo con su esposa ni con sus hijos, sino con los objetos de la vivienda.

«La policía sabía que tenía que llegar tranquila y calmarlo, pero entraron a los tiros», relató Lidia. La víctima recibió varios perdigones de goma de la cintura para abajo. Uno de los efectivos le disparó con su arma 9 milímetros sin acertarle.

«Cuando mi nuera le sacó el cuchillo nos fuimos con ella para mi casa, que queda unos metros más arriba. A los cinco o diez minutos volvimos, y él ya estaba en el piso, reventado a golpes. Paola decía ‘me lo mataron’. Quizá tuvieron intenciones de calmarlo, pero lo hicieron a los golpes», relató.

La causa de la muerte


La autopsia no pudo establecer la causa de la muerte, pero confirmó que fue «violenta». Este viernes habrá una cumbre de médicos en el Cuerpo Médico Forense de Neuquén en la cual se tratará de llegar a una conclusión.

De esa reunión participarán peritos propuestos por la querella y la defensa de algunos de los policías imputados.

El cadáver de Robinson fue trasladado desde Villa La Angostura hasta Neuquén sin preservación de ningún tipo, lo cual conspiró contra el trabajo forense. Lo que correspondía era no moverlo del lugar del hecho hasta la llegada del personal de Criminalística, establecer un doble anillo de seguridad y no tocar nada.

En cambio, los policías movieron el cuerpo, las municiones y el cuchillo. Todo habría sucedido en presencia del jefe de la comisaría 28 de la localidad. Se desconoce si se abrió un sumario en Asuntos Internos de la Policía para investigar la gravedad del caso.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Mamá de Robinson: «A mi hijo le sacaron las esposas después de muerto»