«Vino calladito, lo golpeó y se fue»: piden que lo condenen por homicidio

El imputado intervino en una pelea entre otras personas, en Neuquén. Según su abogado, sólo intentó defender. La víctima fatal recibió un golpe brutal en el cráneo.





La fiscal del caso Carolina Mauri pidió ayer que declaren responsable de homicidio simple a Gustavo Andrés Morales (27), por la muerte de Agustín Ghisolfo (22) ocurrida el 23 de agosto del 2020 en la toma Casimiro Gómez de Neuquén. El hecho involucra a personas en estado de vulnerabilidad extrema, tiene aspectos confusos y pese a que se cuenta con testigos presenciales, quedan dudas sobre su desarrollo.

Ghisolfo recibió un golpe brutal. Según describió la fiscalía, le pegaron «con un objeto con punta que le atravesó el hueso frontal y le ocasionó un traumatismo encefalocraneal penetrante grave». Este elemento no pudo ser hallado, pero tenía «punta y cuerpo suficiente como para producir la lesión ósea». La víctima ingresó al hospital Castro Rendón con muerte cerebral.

Según los testigos que declararon en el juicio, previo al crimen Ghisolfo y su hermano Jonathan pasaron el día consumiendo bebidas alcohólicas en la casa de una vecina. Quien resultaría víctima tenía interés en entablar una relación, pero al parecer ella no.

A la noche, en estado de ebriedad, los hermanos y un amigo llamado Gastón fueron hasta la casa de otro vecino, Marcos, quien, según creían, buscaba entablar una relación con la misma mujer.

En el juicio, el hermano de Ghisolfo admitió: «yo hice pelear a Agustín con Marcos. Mano a mano».


«Apareció en un flash»


Gastón, que fue «para hacerles el aguante» a los hermanos, relató que «Agustín y Marcos discutían, y en un flash aparece este pibe Morales y no sé si con un punzón o una piedra le da un golpe bastante fuerte en la frente a Agustín».

«Vino calladito, lo golpeó y se fue. Se metió porque sí», añadió.

A su turno Marcos confirmó que de noche se le aparecieron tres personas en su casilla -Agustín, su hermano Jonathan y Gastón- y quisieron que se enfrentara con el primero de ellos. «Estaba sacado, estando legal nunca me buscó pelea», declaró.

En eso apareció otra persona más. «¿Vienen de a cuatro? Vengan de a uno», expresó Marcos.

«Vecino, soy yo», dijo el último en entrar en escena. Por la voz, Marcos reconoció a Morales. (Dirigiéndose al imputado, le comentó: «vos habías tenido un problema con tu mujer, ella te amenazó con prenderte fuego la casilla. Cuando te cruzaste para mi casa, me dijiste ‘soy yo’, ¿te acordás?»)


No vio con qué lo golpeó


Volviendo al relato de esa noche. Ghisolfo encaró a Morales: «¿vos vas a saltar por este hijo de puta?». Instantes después cayó herido. Marcos dijo que no vio con qué fue golpeado.

Morales, según los testigos, huyó del lugar. Jonathan relató que al ver a su hermano inmóvil «me la agarré con Marcos y le pegué. Mucho. Me desquité con él».

Para la fiscalía, Morales fue autor de homicidio simple. La defensa particular, representada por Marcelo Muñoz y Nahuel Urra, invocó una legítima defensa.

El tribunal integrado por Carina Álvarez, Cristian Piana y Leandro Nieves dará a conocer su veredicto el lunes.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
«Vino calladito, lo golpeó y se fue»: piden que lo condenen por homicidio