Femicidio de Agostina: ¿usted le cree a Monsalve? La pregunta para el jurado popular

Ayer fueron los alegatos de la fiscalía, la querella y las defensas de los cinco imputados. Hoy a primera hora les darán las instrucciones a las y los jurados populares y comenzarán a deliberar.





Fue el defensor público jefe, Leandro Seisdedos, quien durante su alegato en Neuquén eligió plantearlo como una cuestión de credibilidad. En sintonía con la confesión de Juan Carlos Monsalve, admitió que el extaxista y verdulero fue el autor del femicidio de Agostina Gisfman, que quemó su cuerpo en la meseta de Centenario, que tuvo encuentros sexuales con ella. Pero discrepó con la acusación sobre el móvil.

No habría sido, como dijo el fiscal jefe Agustín García, porque su esposa Ana Perales le pidió que matara a Agostina como condición para retomar la relación matrimonial. El móvil habría sido, tal cual lo cuenta Monsalve, porque la joven de 22 años le robó 1,3 millón de pesos, marihuana y cocaína. En el fondo, el planteo de Seisdedos se reduce a eso: ¿le creen a Monsalve o no? ¿La prueba exhibida durante las cuatro audiencias de juicio, sostiene su versión o no?. «Juzguen con sentido común», le pidió al jurado popular.

Con los alegatos de las partes terminó ayer el segundo juicio por el femicidio de Agostina, ocurrido el 14 de mayo del 2021. Hoy a primera hora las y los jurados recibirán las instrucciones y empezarán a deliberar.

Según el fiscal jefe García, Juan Carlos Monsalve fue coautor del homicidio triplemente calificado, junto con Enzo Monsalve y Maximiliano Zapata. Su esposa Ana Perales fue instigadora, y su amigo Gustavo Chianese partícipe necesario.

Lo que piden las defensas

Para Seisdedos, el único autor fue Monsalve. Lo mismo argumentan Maximiliano Orpianessi y Martín Espejo, abogados de Ana Perales (pidieron su sobreseimiento), y Pablo Marazzo, defensor público de Chianese.

Sebastián Perazzoli y la defensora pública jefa Laura Giuliani, quienes asisten a Enzo Monsalve y Maximiliano Zapata, tienen otra estrategia: está probado que los dos estuvieron en la meseta. Pero, dicen ellos, no mataron a Agostina. Sólo se los podría condenar como encubridores.

La culpa es de Agostina

Monsalve no se caracteriza por su sinceridad. Hasta su esposa lo acusa de mentiroso en las escuchas telefónicas agregadas al legajo. Y la versión del robo del dinero y las drogas que aportó tiene detalles desopilantes, pero por sobre todo es una muestra más de su conducta machista y patriarcal: la culpa la tiene Agostina. La adicta. La prostituta. La ladrona.

El acusado no le contó a nadie que le habían robado dinero y drogas. En cambio, todo el mundo estaba enterado de que su mujer lo había dejado por la relación paralela que mantenía con Agostina. Desde que supuestamente fue víctima de la sustracción, Monsalve no hizo nada para ubicar a la joven. Siguió con su vida normal y relajada.

En cambio, se lanzó en una búsqueda frenética cuando su esposa lo abandonó a causa de una foto que se publicó en Facebook en la que aparecen ambos en un hotel alojamiento.

Hasta la propia defensa de Perales lo mencionó en su alegato: una vez detenido, Monsalve amenazó a su esposa -que aún seguía en libertad- con «contar la verdad» si ella no lo iba a visitar a la cárcel. «Fue una amenaza a una mujer sometida», aseguró el abogado Orpianessi.

Entonces, ¿cuándo dice la verdad Monsalve?


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Femicidio de Agostina: ¿usted le cree a Monsalve? La pregunta para el jurado popular