Juzgarán a un hombre que abusó de sus tres hijas y su hijo en Chos Malal

Producto de las violaciones una de las mujeres tuvo cuatro hijos. El varón se suicidó. Los abusos ocurrieron durante años, en un contexto de extrema violencia y sometimiento de las víctimas.



La causa está radicada en la sede del Poder Judicial de la zona norte. Allí habrá una audiencia el miércoles 20. (Foto archivo)

Cuanto más profundizaron la investigación, más detalles escabrosos encontraron. Los fiscales de la zona norte de la provincia están por elevar a juicio un caso de abuso sexual plagado de inexcusables fallas en el sistema, esas que obligar a preguntarse cómo es posible que no se haya detectado a tiempo el terrible sufrimiento de una familia deshecha por la tragedia.

El imputado es un hombre de más de 65 años, exempleado municipal de Chos Malal, que mantuvo por años sometidas a su esposa, a sus tres hijas mujeres y a su hijo varón a un régimen de terror basado en violencia física, psíquica, psicológica y económica.

Según descubrieron los investigadores, abusó sexualmente de todos los integrantes de su familia durante por lo menos dos décadas. Una fuente judicial que conoce el caso relató que hace más de diez años una de las hijas lo denunció pero no le creyeron. El hijo varón, que en esa época era adolescente, contó que él también era víctima de su padre, y luego se suicidó.

Otra de las chicas también relató los abusos pero no condenaron al padre, sino que lo beneficiaron con una suspensión de juicio a prueba. Esos expedientes están perdidos en algún archivo.

Recién cuando la tercera de sus hijas, a fines del 2018, logró vencer el miedo y se presentó en la fiscalía de Chos Malal a denunciarlo, el sistema penal se puso en marcha. Ahora el hombre está detenido con prisión preventiva, y el miércoles que viene se definirá la fecha del juicio por abuso sexual agravado.

Cuatro hijos con el padre

La hija que lo denunció en noviembre del año pasado fue abusada sexualmente durante 17 años: desde que tenía 14 hasta los 31. En ese período tuvo cuatro hijos con su padre, de 17, 14, 5 y 3 años. Así lo demostraron los análisis de ADN.

Los abusos ocurrieron en la vivienda familiar pero también en el lugar del trabajo del sujeto, según pudieron reconstruir los investigadores.

La mujer recién pudo hablar con los fiscales ahora. Las fuentes indicaron que en estos años recibió ayuda y contención del municipio y la provincia, pero al parecer nunca reunió el ánimo suficiente para denunciar la atrocidad que estaban viviendo ella y su familia.

También la esposa del exempleado municipal huyó de la casa y ahora se presentó a declarar como testigo y víctima en contra de su marido. A ella también le costó superar el terror.

“El padre tenía a todos los integrantes de la familia completamente sometidos. El ambiente era de extrema violencia, y el hombre hacía uso de poder físico, psíquico, psicológico y económico”, indicó la fuente judicial consultada.

Añadió que es posible que el hombre tenga otros hijos e hijos-nietos cuyo paradero se desconoce, porque se trata de una familia desintegrada y hubo miembros que huyeron del infierno en que el individuo convirtió la casa.

El miércoles 20 se realizará la audiencia de control de acusación y posiblemente se defina la fecha del juicio oral.


Comentarios


Juzgarán a un hombre que abusó de sus tres hijas y su hijo en Chos Malal