La absolución cosechó silencios y condenas

Mientras algunos políticos se excusaron de referirse al fallo, otros reprobaron la decisión del juez Varessio



#

"Vimos llegar a Manganaro a la función pública con una mano atrás y otra adelante", afirmó Julio Fuentes.

NEUQUEN (AN).- El fallo que sobreseyó a Luis Manganaro del presunto delito de enriquecimiento ilícito cosechó ayer condenas y silencios. En la lista de los que no quisieron opinar figuran los precandidatos a gobernador del Movimiento Popular Neuquino Jorge Sapag y Pedro Salvatori y el candidato radical-kirchnerista Horacio Quiroga. También hubo excusas en el peronismo: el jefe del bloque justicialista Ariel Kogan no habló del asunto.

“Río Negro” buscó la palabra de los actores de la política local por el fallo del juez Daniel Varessio que dijo que Manganaro no se enriqueció de manera ilícita y que además contiene una dura crítica a los investigadores de la fiscalía anticorrupción que llevaron el caso.

Jorge Sapag dijo “hoy estoy muy ocupado, no lo he seguido (al caso) de cerca”. El precandidato a gobernador explicó que tenía un día complicado porque estaba “organizando el acto de Plottier”. En efecto, anoche estuvo allí con la intendenta Pilar Gómez. Dijo que hablaría en otra ocasión.

También de campaña, Pedro Salvatori se excusó de opinar. “No tengo la más remota idea”, argumentó en diálogo telefónico mientras viajaba desde el sur de la provincia por la ruta 237. Salvatori se encontraba en Piedra del Aguila y sobre el fallo respondió: “No he leído absolutamente nada, estoy durmiendo cuatro horas por día. Estaba en manos de la justicia”.

Al igual que los dirigentes del MPN, el radical Quiroga también eligió el silencio. “No va a hablar porque no lo conoce” al tema, dijo su vocero de prensa. El candidato e intendente de la ciudad se encuentra en Capital Federal desde el miércoles.

Kogan tomó el mismo camino que Quiroga. Dijo a través de su secretaria que “de ese tema no va a hablar”.

Raúl Podestá, intendente de Zapala y candidato a gobernador, opinó que “los resultados serían otros si la justicia profundizara con seriedad el estudio de las propiedades que tienen algunos funcionarios”. Manganaro “no es el único” dijo, al tiempo que opinó que “hay muchos funcionaros del actual gobierno que tienen más patrimonio” que Manganaro.

El diputado Raúl Radonich, del Frente Grande, manifestó que “Neuquén corre en dirección contraria a Nación”. Opinó que “mientras en el ámbito nacional la Justicia da señales importantes en la investigación de las coimas en el Senado, en nuestra provincia no hay un solo indicio sobre los casos más resonantes”.

“Esto es consecuencia de la fuerte ligazón que hay entre el Poder Ejecutivo y el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) en la que no hay independencia de la justicia. Manganaro fue el funcionario más sospechado de enriquecimiento ilícito y logró eludir fácilmente a la justicia. Esto confirma las sospechas de la sociedad sobre la subordinación del poder judicial al poder político”, concluyó Radonich.

Para Julio Fuentes, dirigente de ATE y candidato de Unión de los Neuquinos, el fallo “es una cuestión vergonzosa” y “muestra que los jueces están al servicio de los políticos”. Nosotros, agregó, “vimos llegar a Manganaro a la función pública con una mano adelante y otra atrás”, dijo el autor de la denuncia.

A diferencia de Quiroga, otro radical kirchnerista, Eduardo Benítez, dijo que “este fallo es una muestra clara de por qué nosotros estamos trabajando para hacer algo distinto. Creo que esta no es la justicia que yo quiero tener para los neuquinos, y mucha gente piensa lo mismo. Hay cambios pendientes en Neuquén”.


Comentarios


La absolución cosechó silencios y condenas