La AFA decidió que el fútbol argentino vuelva a Fase 1

Así lo decidió hoy el Comité Ejecutivo de la Asociación del Fútbol Argentino.




Ante el brote de coronavirus que afecta al fútbol argentino, con más de 120 casos en los distintos clubes, el Comité Ejecutivo de la AFA decidió que la actividad regrese a Fase 1. De esa manera, tanto jugadores, cuerpos técnicos y allegados deberán volver a cumplir con los protocolos sanitarios que se utilizaron en octubre.

¿Qué significa la vuelta a Fase 1? A partir de hoy y luego del pedido expreso de Matías Lammens, ministro de Turismo y Deporte, de extremar las medidas de precaución, ya no habrán más concentraciones en la previa de cada partido, los jugadores no podrán compartir el vestuario, deberán ir en auto y cambiados a los entrenamientos.

Todavía no se dio a conocer la cantidad de allegados y dirigentes que podrán estar presente en cada partido de Primera División.

Nicolás Russo, presidente de Lanús, aseguró hoy luego de la reunión que mantuvo la cúpula dirigencial que la idea no es parar el fútbol, por lo que decidieron volver a tomar las medidas sanitarias que se utilizaron en el momento que regresó el futbol el año pasado, en octubre.

"Hay que tratar de no parar el fútbol de Primera División y las categorías de Ascenso. Estamos en un momento muy difícil. Cada uno desde su lugar tiene que aportar para generar las medidas", aseguró Russo.

Desde la AFA, en tanto, emitieron un comunicado oficial en sus redes sociales en el cual manifestó su preocupación a la cantidad creciente de casos de covid-19. "Esta asociación insta a los clubes, jugadores y jugadoras, miembros de las instituciones y a toda la familia del fútbol en general, a cumplir de forma estricta con los protocolos sanitarios oportunamente aprobados", indica el texto.

Además, aseguraron que investigarán a los clubes. "La AFA, a partir de los próximos días, realizará inspecciones para corroborar el exhaustivo cumplimiento de todas las medidas. De no cumplirse las mismas, se elevará un informe al Tribunal de Disciplina a fin de que obre conforme su competencia.

Independiente, Banfield, Gimnasia y Sarmiento estuvieron en el ojo de la tormenta durante las últimas semanas debido a la gran cantidad de casos que tuvieron en los últimos días. A pesar de ello, la Copa de la Liga Profesional no se suspenderá por cuestiones de calendario y por presiones de los dueños de los derechos televisivos.

Gimnasia y Banfield informaron 16 casos cada uno durante la semana pasada, mientras que Sarmiento de Junín con 20 positivos encendieron las alarmas en la calle Viamonte. A ellos se le sumó la situación del Rojo, donde hay cuatro contagios confirmados, tres jugadores aislados y hoy se dio a conocer que su entrenador, Julio Falcioni (paciente de riesgo) también contrajo la enfermedad.

En total van 120 contagios en el campeonato y solamente siete equipos no padecieron alguna baja desde mediados de febrero.


Comentarios


La AFA decidió que el fútbol argentino vuelva a Fase 1