La alimentación contribuye al equilibrio emocional

Lo que comemos y lo que sentimos está relacionado, por eso es importante incluir algunos alimentos que contribuyan a producir endorfinas y serotoninas.



Seguir una dieta o un plan de comidas a veces es un todo un desafío ya que el cambio de hábitos implica realizar algunos esfuerzos, tener voluntad y constancia para hacerlos. Según la licenciada Liliana Grimberg (MN 978) el equilibrio emocional es uno de los requisitos fundamentales para poder llevar el cambio adelante.

“Una alimentación desequilibrada no sólo genera repercusiones a nivel físico, sino que también puede producir carencias específicas de vitaminas o minerales que se manifiestan mediante síntomas o sensaciones como apatía, desgano, irritabilidad, nerviosismo, cansancio y falta de atención. Es por eso que los bajones emocionales suelen atentar sobre todo contra quienes intentan bajar de peso”, explicó la experta.

La especialista sugiere incluir alimentos que contribuyan a la producción de endorfinas y serotonina, a través de productos provenientes de la naturaleza con el menor procesamiento posible como atún, salmón, sardinas, anchoas, vegetales, frutas, carnes, huevos, cereales integrales, avena y lácteos.

Además advierte sobre el consumo de las harinas refinadas. Estas ocasionan aumentos bruscos de serotonina seguidos de bajones inmediatos, esto se traduce en el organismo como alteraciones del ánimo y nerviosismo. Por el contrario, consumir hidratos de carbono de absorción lenta como cereales integrales o banana, favorece la producción y sostenimiento de los niveles de serotonina.

“La tendencia es elegir alimentos ricos en triptófano, un aminoácido que el cuerpo no fabrica por sí mismo, por lo cual hay que ingerirlo, ya que ayuda a generar la serotonina. Paralelamente, es importante el consumo de minerales e hidratos de carbono de bajo índice glucémico”, detalla la Licenciada. En este grupo se encuentran: el pollo, pavo, quesos, pescados, huevos, tofu (queso de soya), semillas de sésamo, zapallo, almendras, maní, cereales integrales, legumbres, ají, espinaca, leche y soja. Entre los alimentos ricos en magnesio se destacan la banana (contiene una cantidad extra de triptófano que ayuda a sintetizar serotonina y potencia la sensación de bienestar), nueces, legumbres, verduras y germen de trigo.

Asimismo, hay otros productos que causan sensación placentera como el chocolate amargo, que proporciona teobromina, una sustancia que activa los neurotransmisores relacionados con el placer.

Todos estos alimentos son considerados antidepresivos naturales, dado que promueven el aumento de la serotonina.


Muffins de banana


2 huevos

1 1/2 banana (o dos chicas o 1 grande)

4 cucharadas de aceite.

2 cucharadas grandes de mantequilla de maní.

50 gr azúcar (la que uses)

6 cucharadas de leche

1 taza de harina ( la que prefieras + polvo de hornear)

canela, cacao amargo, extracto de vainilla (a gusto y opcional) .

Paso a paso:

Batir los huevos junto con el azúcar. Agregar aceite y las bananas pisadas con la mantequilla de maní.

Integrar. Agregar harina de a poco, (el mix dulce) y la leche.


Comentarios


La alimentación contribuye al equilibrio emocional