La apicultura crece en Neuquén

El taller de iniciación apícola entró a su fase práctica. Los nuevos productores llegan de distintos puntos de la provincia.




Miel. Un producto altamente valorado que se abre paso en la zona del Alto Valle.

Fortalecer el ecosistema emprendedor mediante la formación y capacitación es fundamental para toda economía que pretenda crecer. Con ese objetivo, cada oportunidad que la sinergia entre el sector público y privado genera, es un paso más para que la economía regional encuentre la ruta a la apertura de nuevos mercados.


El “Taller de iniciación apícola” organizado por la Provincia del Neuquén a través de Centro Pyme es una de esas oportunidades. Luego de tres meses de cursado online, los 70 participantes de la segunda edición de la capacitación, podrán poner en práctica lo aprendido a campo y de forma presencial. La primera de estas experiencias ya tuvo lugar en un apiario de Senillosa, con participantes de Confluencia. Los próximos encuentros se llevarán adelante en Zapala, en el Norte Neuquino, Aluminé y Rincón de los Sauces.

La capacitación inició en junio en formato 100% virtual. Los nuevos productores ahora accederán a encuentros de práctica presencial a campo.


Nancy García, referente del Programa Apícola Provincial, comentó que durante el encuentro realizado en Senillosa “los participantes del curso abrieron colmenas y pudieron observar varios aspectos de lo que aprendieron en el curso. También visitaron la sala de extracción y fraccionamiento ‘Valle del Limay’. El objetivo de la jornada fue que los estudiantes del taller tuvieran una visión general de cómo es producir, extraer y fraccionar la miel y, a la vez, que puedan conocer apicultores que llevan años realizando la actividad”.


Eliane Roussillo tiene su propia huerta, de media hectárea, en Plottier y participó del taller. “Quería incorporar abejas, y me anoté en el curso. Hoy estamos en Senillosa haciendo la práctica de inicio de temporada y es hermoso poder ver todo lo que estuvimos viendo de la teoría en la práctica”, concluyó.


Por su parte, Fernando Campos, de Neuquén capital, es un aficionado a la apicultura hace tres años. “En este curso aprendí lo que significa la apicultura en la zona”, resaltó. Respecto de la actividad presencial contó que “en esta salida a terreno pudimos ver la forma de operación de la apicultura, de abrir cajones, de ver la reina y ver cómo funciona una colmena normalmente”.

Dato

70
Los nuevos productores de diferentes puntos de la Provincia del Neuquén que se capacitan en apicultura.

Comentarios


La apicultura crece en Neuquén