La “base china” en la mira de Alejandro Finzi

La nueva obra del dramaturgo será presentada esta tarde en el salón Azul de la biblioteca de la Universidad Nacional del Comahue. Antes, el autor habló con “Río Negro”.



Alejando Finzi tiene entre sus manos un nuevo libro, una nueva obra de teatro que habla de una realidad bien local y que apunta a ser un texto didáctico.

Se trata de “El telescopio chino. Un secreto patagónico”, libro que será presentado esta tarde en el salón azul de la biblioteca de la Universidad Nacional del Comahue. Allí será el propio Finzi el encargado de leer textos de la obra.

“La obra es la historia de un criancero que se llama Don Miguel y de un campesino chino que se llama Li Juan. A don Miguel, como criancero, le quedó dentro del perímetro donde está el telescopio chino el piño con Agapito, el perro”, sintetiza el dramaturgo sobre el texto que será estrenado en junio en El Salvador de la mano Jennifer Valiente, una directora que ya ha llevado a escena varias de las obras de Finzi.

“Don Miguel está tomando unos mates cuando aparece Li Juan que ha cruzado por el centro de la tierra con una pala desde China hasta la Pampa de Pilmatué para traele una carta a un primo que trabaja en la base china. Se ponen a hablar sobre lo que pasa en estas 240 hectáreas que ahora tiene la república China en Neuquén”, siguió el autor sobre la historia con la que pretende instalar el tema en las aulas de la región.

Es una obra teñida de humor que piensa fundamentalmente en nuestros chicos y nuestros jóvenes para hacerlos reflexionar sobre el patrimonio territorial argentino. Desde el siglo XIX que lo damos a los ingleses o a los norteamericanos, ahora a los Chinos, en desmedro de los pueblos originarios, en desmedro de los pueblos criollos”, aclaró Finzi.

Es una obra pensando en lo social, pero lo social para que se reflexione en el aula, para que se piense también ahí",

confió Alejandro Finzi, sobre su nueva obra de teatro sobre la realidad.

A su vez subrayó: “La trashumancia es una tradición precolombina, que va desde el sur de Mendoza hasta Chubut y es una cultura muy valiosa, es uno de los bienes culturales de la Patagonia y actualmente hay demasiados carteles de prohibido pasar y demasiados alambres con púas por todos lados”.

“La provincia de Mendoza ha tenido un cuidado legislativo de proteger la labor del criancero, también se ha hecho algo en Neuquén pero los resultados están a la vista porque acá ha habido una cesión de tierras por 50 años y donde el gobierno de la República Popular China no paga un centavo”, confió Finzi sobre el tema que atraviesa su obra.

Ante esto yo pienso que tiene que decir el teatro de esta historia y hago una reflexión escénica, con humor, con ternura, evocando nuestras leyendas, nuestras costumbres y las leyendas y costumbres del pueblo chino”, sintetiza sobre “El telescopio chino. Un secreto patagónico”.

Lo cierto es que tal como asegura el autor “es una obra está en la línea de otras obras mías como ‘Carlos Fuentealba. Clase abierta’, ‘La última batalla de los Pincheira’ donde me ocupo del fracking o ‘Tosco’”.

Sobre el puntapié que lo llevó a abordar la obra que lleva el prologo de Jorge Dubatti, Finzi contó: “La imagen es muy de Julio Verne, ‘El viaje al centro de la tierra’ me apareció enseguida, la primera imagen fue la de un campesino chino a pura pala saliendo y apareciendo en la Pampa de Pilmatué una noche. Ese fue el detonante y después fue tomando forma la obra”.

Hacer una obra de teatro que involucra costumbres y leyendas chinas requiere un trabajo puntual y minucioso.

“Tuve que pedir ayuda a dos sinólogos, uno chino, el doctor Feng y otro francés que se llama Bruno Del Prat que hicieron las versiones de los textos en chino que aparecen en la obra”, contó Finzi.

La obra se estrenará el 5 de junio en República de El Salvador dirigida por Jennifer Valiente. Allí también se presentará el libro y Finzi dará un seminario en la universidad de ese país.
Luego habrá una puesta en Mendoza que será una coproducción con la provincia de Córdoba y que va a dirigir Víctor Arrojo, director de Cajamarca.

“Acá no hay, por el momento, ningún director que se haya interesado. Tampoco en Buenos Aires donde he tenido cierto recelo con esa obra”, confió el dramaturgo sobre la posibilidad de que “El Telescopio chino. Un secreto patagónico” se vea en los teatros de la zona.


Comentarios


La “base china” en la mira de Alejandro Finzi