La canasta básica creció un 2,5% durante febrero

La Canasta Básica Total, que mide la pobreza, también creció, en este caso 2%. Sólo para alimentarse, una fa




Los precios de la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que mide el umbral de la indigencia, aumentaron en febrero el 2,5 por ciento con respecto a enero, en tanto los valores de la Canasta Básica Total (CBT), que determina la línea de la pobreza se incrementaron en el mismo período el 2 por ciento.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) informó ayer que el costo de la CBA el mes pasado alcanzó para una familia con dos hijos 344,13 pesos, mientras que el de la CBT se ubicó en 760,54 pesos.

El incremento se conoce luego de que el jueves pasado se conociera que inflación de febrero registró un incremento del 1%, que sumado al 1,4% de enero, encendió las luces de alerta en el gobierno nacional, ya que la pauta proyectada en el Presupuesto para 2005 es del 7,8%.

La suba estuvo potenciada por el fuerte aumento del 2,50 por ciento en los alimentos que llevó a 344,13 pesos la CBA, para igual núcleo familiar durante febrero.

En los alimentos se destacó el alza del 15 por ciento que se produjo en las verduras. Dentro de este rubro el salto más significativo se observó en el tomate, con un aumento de 26,8 por ciento. También resultó relevante la suba de 20 por ciento de la lechuga. La zanahoria aumentó 9,2 por ciento y la papa 10,7 por ciento.

Los productos lácteos subieron 4 por ciento. La leche fresca avanzó 3,7 por ciento, la manteca 2 por ciento, y los quesos un 6 por ciento. Los huevos aumentaron 2,9 por ciento. La carne también aportó al encarecimiento de la canasta de alimentos básicos con subas en casi todos los cortes: 5,8 por ciento en la paleta; 4,2 por ciento en el bife angosto y 3,4 por ciento en el asado. El pescado aumentó 6,3 por ciento, mientras que el pollo para el INDEC bajó un 10,2 por ciento.

Con estos aumento ambos indicadores sumaron un incremento del 2,80 por ciento desde comienzos del año.

Sin embargo, estas subas habrían sido compensadas por el aumento del 3,67 por ciento que en promedio registró el Indice de Salarios durante enero en relación a diciembre.

Sin embargo, para la Consultora Equis, el aumento del 2,4 por ciento en el costo de vida durante los dos primeros meses generó alrededor de 188.000 nuevos pobres. De acuerdo con el director de la consultora, Artemio López, el 9,1 por ciento de la población tiene ingresos levemente superiores a la actual línea de pobreza. En consecuencia, el aumento del valor de la Canasta por la suba de los precios determina que ese 9,1 por ciento de la población "en riesgo inminente de pobreza" reduzca su poder adquisitivo y descienda por debajo de la línea de pobreza. López estima que la "población en situación de riesgo de pobreza" es la que tiene ingresos entre 745 y 931 pesos, en el caso de los matrimonios con dos hijos.

Sobre la base de los datos del INDEC, Equis estableció que el incremento de los precios determina un aumento de la pobreza más que proporcional. Por ejemplo, con una inflación de 2,5 por ciento, el número de pobres crece en 188.000 personas. Pero ya con el 5,1 por ciento de inflación la pobreza crece en 676.000 personas. (Télam/DyN)

Los salarios subieron en enero 3,67%

Los salarios subieron un 3,67 por ciento en promedio durante enero con respecto a diciembre, lo que marcó la mayor suba intermensual en casi tres años, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Esta suba en el Indice de Salarios estuvo alentada por el incremento del 5,41 por ciento para el sector privado registrado, lo que impulsó una mejora de 1,0 en el no registrado, y que llegó al 1,60 por ciento en el caso del sector público.

El incremento promedio del salario se da a conocer en momentos en que la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Unión Industrial Argentina (UIA) discuten un mecanismo para reajustar los sueldos de manera tal que mejore el poder adquisitivo y no se traslade a los precios, que en lo que va del año subieron un 2,4 por ciento, tratativas que tendrán un nuevo capítulo esta semana.

El ministro de Economía, Roberto Lavagna, adelantó que los próximos aumentos de sueldo deberían enfocarse por rubro y no ser generales, y siempre subordinados a la productividad de cada sector.

En tanto, el cosecretario general de la CGT, Hugo Moyano, y el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, coincidieron la semana pasada en que llegarán a un "pronto acuerdo" en la discusión por un aumento de salarios. Este mecanismo de ajuste "no será sólo un beneficio para los trabajadores y los empresarios, sino para el desarrollo de la economía", dijo Moyano, luego de reunirse el miércoles último con la UIA. Por su parte, Méndez destacó que ambos tienen "absoluta conciencia de que el salario sea recuperado lo más alto posible dentro de lo que el mercado permite, para que el consumo aumente".


Comentarios


La canasta básica creció un 2,5% durante febrero