La carrera de Medicina en Bariloche tendrá un "enfoque humanista"

Será dictada por la UNRN a partir de 2022. Las prácticas de los estudiantes será clave desde el primer año y por eso analizan si se creará un "hospital escuela" o se realizará convenio con el Ramón Carrillo.

La Universidad Nacional de Río Negro anunció la creación de la carrera de medicina, con el propósito de incorporarla a su oferta académica en esta ciudad a partir de 2022 y cubrir así la demanda de alumnos provenientes de la Línea Sur y el corredor cordillerano que va desde San Martín de los Andes hasta Esquel, con un enfoque humanista, con eje en la atención primaria de la salud.

El rector de la UNRN, Juan Carlos del Bello, dijo que se trata de una iniciativa ya prevista en el plan de Desarrollo Institucional de esa casa de estudios, aprobado a comienzos de 2019 y “nada tiene que ver” la necesidad puesta en evidencia por la pandemia de Covid.

Afirmó que el “modelo de enseñanza aprendizaje” de la carrera será el basado “en problemas”, que fue introducido por la Universidad de Cuyo en 1996 y que ya aplica la UNRN en Odontología.

Del Bello explicó que en el caso de Medicina el plan de cursada bajo ese sistema no se organiza a partir de “asignaturas convencionales” como Anatomía, Fisiología e Histología, sino que “van de menor a mayor nivel de complejidad, y siempre en interacción con pacientes, desde el primer año”.

Explicó que el modelo elegido conlleva la implementación de “grupos numerosos de docentes y pequeños grupos de alumnos”, de modo que en esto la UNRN ofrecería una carrera de medicina distinta por completo de la implementada en Cipolletti por la Universidad del Comahue.

Del Bello explicó que la admisión de estudiantes estará limitada por cupos y que el sistema de ingreso surgirá del estudio de factiblidad que tiene fecha de entrega para fin de año.

Dijo que ese sistema de selección los obligará a resolver “problemas de equidad, de distribución regional y dijo que incluso deberá incorporar “otras perspectivas”, como la composición demográfica de la región, donde hay fuerte presencia de los pueblos originarios.

A modo de ejemplo, Del Bello dijo que el ingreso seguirá pautas parecidas a las que aplica el Instituto Balseiro, o también la Universidad Nacional del Sur para su carrera de medicina, “donde se anotan 600, ingresan 60 alumnos por año y la tasa de egreso es del 98%. “Es un modelo, para una zona con densidad poblacional baja, pero claro puede haber otros”, afirmó.

Las autoridades de la UNRN presentaron su proyecto el lunes a la gobernadora Arabela Carreras, quien lo calificó de “fantástico” y se mostró dispuesta a facilitar el trabajo colaborativo entre la provincia y la UNRN.

Del Bello dijo que para llevar adelante una carrera de medicina “hay dos opciones: contar con un hospital escuela como lo tienen la UBA y Córdoba, o funcionar en interacción con el sistema de salud del territorio, que en el caso de Bariloche tiene obviamente por cabecera el hospital Ramón Carrillo”.

Estimó que no están definidas todavía las “expectativas de infraestructura” para la carrera (que surgirían del estudio en marcha) pero consideró que una posibilidad sería adosar un ala de aulas en el edificio actual del hospital.

Del Bello dijo que el enfoque de Medicina de la UNRN será “muy humanista, con eje en la atención primaria de la salud” y que esa será la orientación de grado. Señaló que a futuro podrían generarse interacciones por ejemplo con Intecnus y Cnea para una eventual especialización en medicina nuclear.

Sobre los plazos que se propusieron cumplir para que los primeros alumnos empiecen a cursar abril de 2022, Del Bello dijo que lo primero será realizar la presentación del proyecto académico ante la Coneau, que es la comisión nacional encargada de acreditar las carreras y otorgar validez a los títulos. Ese trámite demora 11 meses, de modo que tendrían que iniciarlo en abril próximo.

También la UNRN deberá presentar un “contrato/programa” a la secretaria de Políticas Universitarias para garantizarse el financiamiento.

En el segundo semestre de 2021 se pondría en marcha el llamado a inscripción, con un curso de ingreso que iniciaría en septiembre de ese año, hasta febrero de 2022.

También en esa etapa preparatoria la universidad deberá efectuar la selección de docentes para primer año. Del Bello dijo que existe en la ciudad “una capacidad de profesionales de medicina suficientemente vasta para que se incorporen al proceso de enseñanza aprendizaje” y que el año próximo, “si todo va bien, se les brindaría capacitación en didáctica específica” para que puedan desempeñarse como docentes.

Recordó que la carrera “tendrá un perfil humanístico importante, con formación en antropología, psicología y la universidad ya tiene docentes en esos campos”, lo mismo que en la enseñanza de “ciencias básicas” como química, física y biología.


Reanudan obras


Del Bello dijo que la crisis resultante de la pandemia los obligó a paralizar proyectos de infraestructura, pero en los últimos días lograron destrabar los recursos para reiniciar la obra en la calle Anasagasti, que consta de dos nuevos laboratorios y que estaría lista “en cien días”.

También mencionó un acuerdo con la provincia para dotar de servicios al “campus” que la UNRN construye desde hace varios años en el este de la ciudad y cuya ejecución quedó frenada en octubre de 2019. Del Bello dijo que se trata de inversiones de mayor envergadura y que sólo “la acometida” de los servicios de luz, gas, agua y cloacas desde la tranquera hasta el edificio tienen un costo de 50 millones de pesos.


Comentarios


La carrera de Medicina en Bariloche tendrá un «enfoque humanista»