La construcción del Metrobus provocó la rotura de unas 15 cañerías

El EPAS informó que le solicitará a la Municipalidad unos 658 mil pesos por las reparaciones. La gestión de Horacio Quiroga se enojó.




#

El subsuelo del Oeste tenía sorpresas para las obras del Metrobus.(Foto: gentileza neuquén informa )

El pase de facturas entre la municipalidad de Neuquén y la Provincia en torno a la obra emblemática de la gestión de Horacio Quiroga, el carril exclusivo para colectivos, tuvo un punto de eclosión. El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) informó que le solicitará a la municipalidad de Neuquén la suma de 658 mil pesos por las reparaciones que debió llevar adelante como consecuencia de numerosos inconvenientes ocasionados con la ejecución de la obra. Adujo que ese dinero gastó en reparar obstrucciones y fisuras provocadas por la obra en las redes de cloacas y agua potable, en el Oeste de la ciudad de Neuquén.

Contó al menos 15 roturas de cañerías y se recordó se ha solicitado oportunamente efectuar los cateos de la zona para la ejecución de la obra con herramientas manuales, alertando sobre los peligros de la utilización de maquinas excavadoras sobre los ductos.

En las fotos que difundió la provincia se lo observa al actual concejal Alejando Nicola (MPN) y la respuesta, en términos políticos, no se hizo esperar.

Macri y Quiroga

El secretario de Obras Públicas del municipio, Guillermo Castejón, aseguró que la obra del Metrobus que el municipio está ejecutando junto al gobierno nacional incluye la construcción de redes de agua y cloacas “que el EPAS nunca hizo a pesar de que es su obligación o que hizo de manera improvisada porque nunca las declaró y la información no figura en ningún plano”.

“Evidentemente al gobierno provincial le molesta que el intendente Quiroga y el presidente Macri definieran llevar adelante en conjunto una obra histórica que cambiará la vida cotidiana de miles de neuquinos y por eso sus voceros se dedican solamente a repetir chicanas absurdas”, dijo .

Castejón explicó además que “la ejecución del metrobus se ve afectada por innumerables contra tiempos -que van en detrimento de los plazos de obra- generados por las roturas de cañerías del EPAS que se encuentran al límite de su vida útil, sobrepasadas en su capacidad de transporte, con tapadas inadecuadas y sin las correspondientes mallas de prevención que son las que protegen precisamente la integridad de los conductos”.

“Ahora lo mandan a hablar a Nicola que en realidad comete el error de hablar sin saber y que además no se preocupó nunca por las obras de agua y cloacas de la ciudad durante todos los años que estuvo al frente del ministerio de Energía y Servicios Públicos, cuando era el principal responsable del EPAS”, dijo el secretario.

Agua y saneamiento

quedaron averiados

El Ente Provincial le puso precio a las horas hombre, equipos y repuestos para hacer reparaciones.

El municipio refutó que las cañerías estaban al límite de su vida útil y que no tenían mallas de protección.


Temas

Neuquén

Comentarios


La construcción del Metrobus provocó la rotura de unas 15 cañerías