Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

La empresa acusada por el histórico apagón tuvo ganancias multimillonarias

Transener tuvo mejoras tarifarias en torno del 140%, lo que le permitió en los dos últimos años repartir miles de millones en dividendos. La empresa es una sociedad entre la estatal Esa y Pampa Energía, que la opera. Sus directivos piden que parte de la culpa sea asumida por Cammesa.



Transener, la transportadora de electricidad señalada por el gobierno como principal responsable del apagón del Día del Padre, tuvo en los últimos tres años incrementos tarifarios que le permitieron hace dos meses repartir 3.300 millones de pesos de dividendos entre sus socios: Pampa Energía, la empresa estatal Iesa (ex-Enarsa) y los tenedores de acciones que cotizan en Bolsa. En los primeros tres meses del año, logró ganancias por 800 millones de pesos.

El director de la compañía, Carlos García Pereira, salió ayer a defender la operación de Transener y a cargar parte de la responsabilidad sobre el gobierno nacional, que como controlante de Cammesa, maneja el despacho eléctrico nacional. Reconoció que la falla fue en el corredor del Litoral, que lleva electricidad de Brasil, Yacyretá y Salto Grande a Buenos Aires, pero advirtió que las protecciones del sistema no actuaron correctamente para que el efecto cascada no sacara de servicio el abastecimiento de todo el país.

Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA) es una sociedad entre el Estado nacional y las asociaciones de distribuidores, transportistas, generadores y grandes usuarios del mercado.

Manejada por la secretaría de Energía, se encarga de aplicar las reglas para que la red, que es una sola en todo el país, salvo en Tierra del Fuego, funcione con sincronismo, seguridad y con el menor costo posible. Además les cobra a los distribuidores lo que se factura en el mercado de la generación y transporte.

La decisión de cargar sobre este corredor eléctrico, que tenía una línea con una torre en reparación y funcionando con un by-pass, el abastecimiento de Buenos Aires no fue de Transener, sino de Cammesa, que es responsable, ya sea por una decisión humana o por el algoritmo del software que maneja el sistema.

Para reconfigurar el sistema, también aparecieron fallos, como los de las centrales del Comahue que debían arrancar “en negro” (desde cero, sin energía en la red) y no lo hicieron, a pesar de que reciben un reconocimiento tarifario por ello.

3.700

millones de pesos de ganancia tuvo Transener durante el 2018, según el balance informado a la Bolsa.
3.300
millones de pesos de dividendos repartió en mayo. El 49% del capital accionario está en manos de inversores.



Nadie explicó aún por qué la zona de la Confluencia neuquina y el Alto Valle rionegrino tardó tanto en recuperar el servicio. El funcionamiento de la región “en isla” (en 132 kV, aislado de la red de 500 kV) se logró pero rápidamente se perdió, al parecer por la orden nacional de entregar toda la energía generada en ese momento en la isla al sistema nacional.

Entre 2018 y 2019 Transener recibió mejoras de tarifa en torno del 140%. Eso le permitió tener el año pasado ganancias por 3.700 millones de pesos y repartir buena parte de ese dinero como dividendos.

Muy fríos
Los ingresos de esta empresa estuvieron prácticamente congelados durante los últimos años del gobierno kirchnerista. De todos modos, en 2014 informó ganancias por 153 millones y en 2015, de 64 millones de pesos, sin que la calidad del servicio mostrara signos de caída. De hecho, el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, mostró el miércoles indicadores que son elocuentes de un sostenido índice de calidad muy por debajo del rango máximo de cortes permitidos.

Transener tiene como obligación mantener y operar la red y por eso recibe una remuneración que pagan todos los usuarios del país en la factura final. En parte son las líneas de extraalta tensión (500 kilovoltios) que construyó Hidronor y que operó hasta su disolución para la privatización.
No tiene la obligación de invertir en la expansión de la red.


Comentarios


La empresa acusada por el histórico apagón tuvo ganancias multimillonarias