La Fadecs sólo suma tensión: hay una nueva toma, ahora de los no docentes

Crisafulli llegó a Roca pero se fue ante el creciente malestar en el escenario. Le piden que este fin de semana haya mesa de diálogo con las trabajadoras.



#

El colmo. Como por un lado toman un puñado de trabajadores y por el otro los no docentes, la sesión se hizo en el estacionamiento.(Foto: pfp )

Suman 26 días los de parálisis en las facultades de Derecho y Ciencias Sociales y la de Lenguas. La toma continúa y se sumó un nuevo conflicto, ahora con los trabajadores no docentes. Esos tres puntos son los únicos que están claros en este escenario.

La de ayer fue una jornada intensa, con largos debates en el estacionamiento del edificio, cruces de acusaciones y con el rector, Gustavo Crisafulli, que se fue rápidamente en momentos de mucha tensión.

Hasta aquí, nada ni nadie pudo poner blanco sobre negro y ordenar la situación. En términos generales se advierten autoridades desbordadas por el conflicto, cuyo punto de partida fue la toma del decanato por parte de un grupo de trabajadoras que hacían tareas de limpieza. Un dato es preocupante: los estudiantes están al borde de perder el cuatrimestre, según lo dijo el mismo decano Carlos Pescader.

Al aire libre, en terrenos de la Fadecs, tres mesas rodeadas de bancos y un gran círculo de estudiantes, docentes y miembros de agrupaciones estudiantiles, fueron el ámbito en donde ayer se reunieron los claustros del Consejo Directivo. La sesión extraordinaria fue encabezada por el decano.

El encuentro arrancó a las 15, una hora después de lo previsto. Es que desde la mañana una nueva toma dispuesta por personal no docente mantenía bloqueado el ingreso a los edificios que contienen las aulas y la administración, y también la biblioteca, en rechazo de la decisión que tomó el jueves por unanimidad el Consejo Superior en Neuquén.

“Estamos al límite de nuestras posibilidades de garantizar el cuatrimestre”, aseguró Pescader en el informe que presentó a los consejeros. “El conflicto no es fácil”, sostuvo y refirió a los “costos políticos que hubiese tenido tensificar el conflicto”. El decano defendió la gestión que conduce, su apuesta “al diálogo entre las partes” y cuestionó al Consejo Superior. “Tuvieron que pasar 20 días para reunirse y que se tomara conciencia de que el problema era institucional y que es político”.

Estudiantes de distintas agrupaciones que conformaban la mesa pidieron intervención. Desde la CEPA se calificó como “débil” el accionar de la conducción de la Fadecs y se convocó a sus compañeros a “luchar juntos” por la universidad pública. En tanto, desde Compromiso Estudiantil se consideró que “no es un conflicto de índole laboral sino que somos auténticamente rehenes de un conflicto sectorial”.

“Hago responsable a lo que han hecho como gestión. Si hay algo destituyente, es algo autodestituyente”, cuestionó al decano uno de los consejeros del claustro docente, Andrés Ponce de León.

La sesión, que tenía como objetivo instrumentar los mecanismos institucionales que permitan retomar las actividades académicas y administrativas en la Facultad, se extendió hasta la noche. Resolvieron “mandatar” al decano y al rector de la UNC para que garanticen la vuelta a clases de inmediato y que durante el fin de semana se limpie el edificio para que puedan retornar.

Pedirán a Crisafulli que hoy mismo constituya una mesa de diálogo con las trabajadoras en conflicto.

El dato

Un sector dice que el problema no es laboral sino político.

Otros hablan de autodestitución.

¿La cuestión central del conflicto cuál es?

¿Cuál es el nuevo reclamo en la facultad?

A primera hora de la tarde de ayer el rector Gustavo Crisafulli se hizo presente en la sede local y mantuvo una reunión en la biblioteca con el personal no docente que mantenía la toma, pero no se pudieron conocer los resultados de la conversación. En medio de decenas de los estudiantes, docentes y consejeros que aguardaban el inicio de la sesión del Consejo Directivo, el rector salió apurado para evitar nuevos cruces con las trabajadoras de limpieza.

Por la mañana, uno de los trabajadores no docentes de la universidad explicó que a su criterio, los afecta la declaración sobre el conflicto de limpieza del asentamiento, donde se planteó compensar monetariamente en este mes a las ex empleadas de la cooperativa que prestaba el servicio y revisar las políticas de tercerización en el ámbito interno de la universidad. “Viola el Convenio Colectivo de Trabajo no docente, y es un antecedente que se replica en las 54 universidades públicas del país”, sostuvo uno de los agentes que permanecían en el interior de la biblioteca durante la mañana, quien aseguró que la toma de las instalaciones se mantendrá hasta el lunes inclusive.

“A las 10 de la mañana (del lunes) tendremos una asamblea y vamos a resolver qué otras medidas impulsamos”, agregó, refiriendo a que su postura responderá a “lo que pueda resolver hoy el Consejo o si llega alguna comunicación del Rectorado”.

Además señaló la conflictiva relación que mantienen con las trabajadoras de limpieza, que desde hace 26 días mantienen tomado el edificio del Decanato.

Datos

26
es la cantidad de días de clases perdidos por un conflicto que se agranda, ahora con otro sector de trabajadores.
Un sector dice que el problema no es laboral sino político.
Otros hablan de autodestitución.
¿La cuestión central del conflicto cuál es?

Comentarios


La Fadecs sólo suma tensión: hay una nueva toma, ahora de los no docentes