Logo Rio Negro

La falta de agua se sintió en el hospital de Roca: "No había ni para lavarse las manos"

Trabajadores de salud de distintos sectores del López Lima dijeron que fue "difícil" garantizar la atención e higienizar sin este vital recurso, más en tiempos de pandemia y saturación de los servicios.

Luego de casi 48 horas sin agua, el servicio comenzó a normalizarse, pero muy lentamente. En horas de este mediodía aún escaseaba el recurso en la ciudad. El Hospital Francisco López Lima fue uno de los puntos afectados y más críticos ante la situación de pandemia.

Trabajadores de salud de distintos servicios nucleados en la Asociación Sindical de Salud Pública de Río Negro (Asspur), relataron lo difícil que resultó garantizar la atención durante el día de ayer, cuando el corte fue total. Algunos hablaron de desabastecimiento del recurso y otros informaron que solo se les proveyó agua para consumo humano.

Este jueves por la mañana, la dificultad se registró en el nivel de turbiedad que presentaba la poca cantidad de agua que llegaba desde la red a las canillas.

Desde el Servicio Médico de Emergencias comentaron que el día de ayer fue "fatal" en la guardia ya que no había agua en todo el hospital.

"Se dificulta atender a los pacientes y darles calidad de atención sin agua. Fue un día difícil porque tuvimos varias emergencias", dijo Julio Fernández, uno de los médicos. Sumó a esto, el rebrote covid que se está viviendo por estos días con el aumento de casos. "Teníamos la guardia saturada (...) y encima sin agua", lanzó.

Comentó que en un determinado momento, tuvieron que anunciar a los pacientes en espera que solo iban a priorizar a los pacientes con urgencias.

"En la guardia no había agua ni para lavarse las manos, menos para ir al baño", agregó otra fuente consultada.

"No sé pudo internar personas porque no había agua para desinfectar las habitaciones, es terrible trabajar así"

Enfermera del hospital

Desde el quirófano, también relataron un panorama complicado ante la necesidad de la higiene y esterilización del material de trabajo.

"El agua que nos vienen a dejar con los camiones no sé si es agua potable, acá se tuvo que lavar con sueros fisiológicos y agua destilada lo elementos para usar", relató una enfermera quien contó que el lavado de manos fue con sueros.

"Ayer fue peor no había agua ni para darles de tomar a los pacientes. Los compañeros tuvieron que comprarse su propia agua nadie vino a dar a ninguna solución", aseguró.

En la Unidad de Terapia Intensiva, relataron que hubo un bidón de cinco litros para seis personas, sin agua en los baños de uso del personal y de pacientes.

La preocupación rondó en torno a las normas de higiene que amerita la situación de emergencia sanitaria, donde las superficies deben ser desinfectadas al 100%.


ARSA distribuyó agua


LA COMUNA consultó a Aguas Rionegrinas sobre cómo fue la provisión de agua a centros de salud y hospital.

Aseguraron que "la asistencia fue continua" tanto en clónicas, sanatorios como en centros de diálisis. "Siempre se está asistiendo con agua potable", relataron fuentes de la empresa. No dieron precisiones sobre cantidad de litros y modalidad de distribución.


Comentarios


La falta de agua se sintió en el hospital de Roca: «No había ni para lavarse las manos»