Logo Rio Negro

La hermana de Dante Sendyk afirmó que con ella el es un “gran hermano”

Rocío Sendyk vive en Cipolletti y estudia abogacía. En una charla con “Río Negro” contó muchos detalles de su vida en el Alto valle.





Dante Sendyk, el cipoleño que se escapó de la casa de Gran Hermano era sin dudas uno de los favoritos a ganar el certamen de este año. Al parecer, la provincia de Río Negro estaría despertando el favoritismo de la audiencia, luego de que el año pasado ganara Francisco Delgado, y de que este año, ademas de Dante, participaran las hermanas Pozzi, oriundas de Roca.

Es así que, en dialogo con “Río Negro”, una de las hermanas de Dante contó muchos detalles sobre su personalidad, y aclaró el porque de varias decisiones que el “cipoleño” nacido en Capital Federal habría tomado.

Rocío Sendyk vive en Cipolletti y estudia abogacía, y expresó que el titulo de “Gran Hermano” se adaptó perfectamente a lo que ella siente por Dante, ya que según explicó, el es “un gran hermano”. En ese sentido, Rocío contó que “desde que falleció nuestro padre, Dante es un hermano súper presente” y que “a pesar de que nos llevamos muchos años, tenemos una gran relación”. Además, afirmó que “es el típico hermano que esta en cada detalle” y que es de “preguntar como te fue en la facultad, como rendiste” y que frecuentemente la “saca a cenar o la lleva a manejar”, ya que está quiere sacar el carnet. A modo de síntesis, Rocío remarcó que “es una mezcla de hermano mayor con papá”.

“Dante es un hermano súper presente” expresó la joven cipoleña.
Florencia Salto

Por otra parte, y en relación al escape que protagonizó Dante, y razón por la cual fue expulsado de la casa de Gran Hermano, Rocío contó que “el no es una persona para nada ambiciosa” ya que a su entender “aprendió lo que realmente es importante en la vida”. No obstante explicó que Dante le contó sobre “la adrenalina que sintió” en ese momento. Es que a el “le gusta experimentar cosas nuevas, es muy aventurero y le gusta sentir cosas nuevas en su cuerpo” afirmó. En ese sentido reflexionó que “tal vez mucha gente no lo entienda”, porque aquel que “es mas racional, que es la mayoría de la gente, probablemente no lo entienda, porque pensarían mas en ganarse el premio y ser finalista, salir ganador”. Es por ello que consideró que “no se si se arrepiente, creo que por ahora no” y agregó además que el “lo esta pasando bárbaro afuera de la casa”. También relató que Dante confesó que “le temblaban las manos” cuando tomaba la decisión de saltar el paredón hacia la casa del vecino.

Dante y Marian se escapaban de la casa de Gran Hermano.
Archivo

En relación con la pelea callejera que mantuvo a Dante en prisión, y por la cual tiene una deuda con sus amigos “de toda la vida” y de la cual se desconoce el monto, Rocío afirmó que en aquel entonces “Dante estaba viviendo en una fabrica desocupada”, lo cual “es re común entre gente que viaja” y agregó que allí “viven artistas y gente bohemia”. Respecto al “polaco mala onda”, como lo apodó Dante, la hermana menor explicó que “este polaco tenía una orden de restricción”, mediante la cual “no podía acercarse a ese lugar”, pero que sin embargo “el polaco volvió y puso un candado”, ante lo cual llegó Dante con una compañera con quien vivía en ese lugar y “se quedaron afuera”. Siguiendo el relato, “el polaco se había quedado escondido en un auto” y al ver a Dante queriendo entrar “se acercó y empezaron a discutir”. En ese momento Rocío se puso firme y cambió su tono de voz, para aclarar que “la pelea surge para defender a su compañera”, y explicó su intención de dejar muy claro que “molestó que digan que el no respeta a las mujeres”. Asimismo contó que “allá todos hacen el servicio militar” y que este polaco “tenía mucha fuerza y muchas técnicas y llaves de defensa personal”. Ya trenzados en una pelea “a muerte” según lo expresó Dante, “terminaron en el piso” y Dante “se empezó a asfixiar” y “le pegó en la cabeza con algo que manoteó” para luego salir “corriendo a buscar a la policía”. Acto seguido se lo llevaron “siempre tranquilo” y una vez en la comisaría “le avisaron que el polaco estaba en el hospital”. En ese momento fue que las autoridades le advirtieron que necesitaría un abogado, pero que a pesar de eso “lo dejaron llamar al consulado”. Lo que siguió es historia conocida para la mayoría del país.

Una vez que se supo que Dante abandonaría la casa, los nervios de toda la familia comenzaron a aflorar, y “cuando pudo tener contacto”, se contactaron primero “los psicólogos de la productora para explicar como debería ser el primer contacto después de tanto tiempo aislado”. En esa instancia les explicaron a toda la familia, que “no le demos información de afuera para que el cambio sea mas gradual”. Es sabido que cuando los participantes salen de la casa pasan a ser personas publicas y ampliamente conocidos por todo el país. Respecto de eso Rocío enfatizó entre risas que “el estaba exaltado, pero me calmaba a mi”, ya que obviamente “se imaginaba que iba a tener fans y que sería conocido, pero no en esa dimensión”. En ese sentido Dante le contó que “venia caminando por la calle y los seguidores lo paraban para sacarse fotos” y ni hablar de las redes sociales, adonde las repercusiones son instantáneas y se expresaron desde todo el mundo. Sin embargo, cuando salió de la casa se mostró “tranquilo, contento y feliz”, pero que “de lo que paso adentro de la casa no me contó mucho”, inclusive no tenía “su celular” y que “recién lo agarro al tercer día”, justamente “para que gradual, sino era como volverse loco”.

Uno de los aspectos de la personalidad de Dante que mas gustó, y que le imprimió un sello personal, fue su ingreso a la casa, en el que se bajó los pantalones, mostrando su cuerpo desnudo. Inclusive cuando contó sobre el mismo, afirmó que se considera “nudista”. En ese sentido Rocío explicó que “el tiene una personalidad especial, y se ve que mientras viajaba estuvo en lugares así”. “Dante no es tan racional, pero a la vez sabe lo que hace, y no andaría por la calle desnudo”, aseguró Rocío, sin embargo sabe que para el “común de la gente es chocante”. A Rocío le pareció “original como entró a la casa” pero aclaró que “no se maneja así por la vida”. Y en un tono a confesión afirmó que “cuando Dante se va a dormir le gusta sentir las sabanas en todo su cuerpo” explicó.

Un aspecto que Rocío quiso resaltar sobre su hermano, es su “pasión por Cipo”, y reclamó que fue “una lastima que no le dejaron entrar la camiseta”. Según le explicó Dante fue una medida que tomó la producción para evitar “enfrentamientos o competencias”, pero que el siempre “aclaró que su corazón es albinegro”.

Datos

“La pelea (con el polaco mala onda) surge para defender a su compañera” aseguró Rocío Sendyk.
“Cuando Dante se va a dormir le gusta sentir las sabanas en todo su cuerpo” explicó Rocío Sendyk.
“Molestó que digan que el no respeta a las mujeres” reclamó Rocío Sendyk.

Temas

Cipolletti

Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
La hermana de Dante Sendyk afirmó que con ella el es un “gran hermano”