La inauguración del Paseo Costero tuvo olorcito a campaña

Quiroga se emocionó al recordar sus 16 años de gestión. Omar Gutiérrez convocó a votar masivamente el 22. El candidato oficialista MarceloBermúdez también tuvo su discurso.



1/2

2/2
El acto se hizo a orillas del río Limay. Aún persiste la crecida.

El acto se hizo a orillas del río Limay. Aún persiste la crecida.

A la vera del río Limay y con un tinte de emoción, el aniversario de la ciudad no opaco la competencia por la jefatura comunal. El secretario de gobierno, Marcelo Bermúdez, el intendente Horacio Pechi Quiroga y el gobernador Omar Gutiérrez aprovecharon la ocasión para dar sus discursos de campaña, de cara a las elecciones del próximo 22.

“Como si fuera el último”. Así manifestó el jefe comunal haber sentido el discurso de inauguración de la extensión del Paseo Costero. Con voz entrecortada y al borde del llanto, Quiroga comenzó a despedirse de su gestión municipal: “No pasa desapercibido, en mi humanidad de un metro 70, el aniversario 115 de la ciudad de Neuquén”.

Reconoció su nerviosismo y reveló que anoche le costó conciliar el sueño, porque tenía el mismo sentimiento que tuvo cuando dio su primer discurso en la esfera pública. “Se me hace difícil encontrar las palabras adecuadas”, manifestó.

El dato

28
familias por día llegan a radicarse en la provincia de Neuquén, según datos que aportó Mariano Gaido.

Rememoró a los fundadores de la ciudad, entre ellos a Carlos Bouquet Roldán y al ministro Joaquín González, y enfatizó que “eran hombres con pasta de pobladores de pueblo”. Destacó que en los inicios de la comuna había que ganarle a la estepa, a la arena y al viento y que, aún así, los primeros pobladores confiaron en el porvenir.

Además de hacer un recorrido por la historia de la ciudad capitalina, Pechi recordó el inició de su gestión en el año 1999. “Cuando me hice cargo era un pueblo grande y yo tenía las ganas de convertir a Neuquén en una ciudad del progreso y el porvenir”, enfatizó y señaló que, por ese entonces, “era todo intuición”. Reconoció que pudo equivocarse en muchas cosas y pidió disculpas, pero aseguró que siempre quiso seguir con el sueño de los fundadores que “construyeron futuro con mucha anticipación”.

Al finalizar, ordenó que el próximo en tomar el mando de la comuna continúe con el desarrollo. “No vamos a traicionar las demandas que nos exige la historia”, subrayó y arengó a los vecinos de la ciudad a que se comprometan con el futuro.

El encargado de cerrar con la ronda de discursos fue el gobernador Gutiérrez, quien prosiguió con el clima de emoción del acto. “A no emocionarse tanto que este no va a ser ni tu último discurso como intendente ni como hombre de la política”, expresó. Después aprovechó para incentivar a los vecinos a votar masivamente en las elecciones comunales.

Bermúdez recordó todas las gestiones que elaboraron en estos años con el actual jefe comunal y enfatizó que están trabajando para la “ciudad del millón de habitantes”.

Análisis. Un cumpleaños con platos fríos o devolución de favores

El que no la pasó bien en los festejos fue el gobernador Omar Gutiérrez. Todo venía bien hasta que el intendente Horacio Quiroga le pidió a su candidato a sucederlo, Marcelo Bermúdez, que diga unas palabras. Gaido y Gutiérrez no ocultaron su enojo, pero guardaron las formas. Todo podría ser una anécdota… Pero durante el discurso de Gutiérrez apareció un avión que difundió por altavoz el jingle de Bermúdez candidato. A esta altura, el gobernador perdió la compostura e increpó al secretario de Coordinación.
Muchos interpretaron esta situación como una pequeña“venganza deQuiroga”. El 12 de septiembre de 2013, en vísperas también de elecciones, al acto aniversario el exgobernador Jorge Sapag, llegó con una masiva manifestación de los jóvenes “azules” del MPN, “copando la parada”. Esa vez el indignado fue Quiroga. Ayer fue al revés. Espero con paciencia y pudo comer su plata frío.

Rosana Rins


Comentarios


La inauguración del Paseo Costero tuvo olorcito a campaña