La inversión en la Feria del Libro fue mayor que la del año pasado

La secretaria de Cultural, Ana Bonet, aseguró que se encarecieron los costos de transporte y traslados por la disparada del precio del dólar. Además se multiplicaron los contenidos, se sumaron nuevas actividades culturales y se triplicó la cantidad de estudiantes que realizaron visitas guidas.



Este año unas cien mil personas visitaron los stand, participaron de las charlas y conferencias y presenciaron los espectáculos.

Este año unas cien mil personas visitaron los stand, participaron de las charlas y conferencias y presenciaron los espectáculos.

En años electorales los eventos de magnitud son una excelente vidriera para mostrar candidatos y gestiones. Para lograr un efecto favorable es necesario realizar una inversión importante, aunque no siempre da el resultado esperado.

El intendente Horacio Quiroga, que este año intentó (pero no pudo) retener la intendencia con su candidato Marcelo Bermúdez, apostó más fuerte que nunca a la séptima edición de la Feria Internacional del Libro. Y no le salió barato.

Este año para la contratación de la empresa que se encargó de la organización y logística de la feria, desde el montaje de la globa hasta el traslado de escritores, el Ejecutivo invirtió 5.000.000 de pesos. El año pasado para el mismo servicio y la misma firma destinó 1.800.000 pesos.

La inflación anual de agosto de 2018 a agosto de 2019 fue de 62,99%. Si al presupuesto del año pasado se le suma ese porcentaje da como resultado 2.933.820 pesos, lo que se estimaría que podría costar el servicio este año. Sin embargo el municipio invirtió dos millones más. Desde el Ejecutivo calcularon que este año gastaron 250 pesos por cada visitante de la feria.

En los contrato de 2018 y de este año firmados con la empresa Advertising Group con domicilio en la ciudad de Neuquén, se detalla todo lo que la empresa tuvo a su cargo. En ambos convenios la cláusula que sigue a continuación es idéntica.

Traslados internos, aéreos nacionales y en su caso, internacionales, honorarios de los escritores invitados, alojamiento con desayuno, almuerzo y cena para referentes locales, nacionales e internacionales….”, dice la cláusula segunda de ambos contratos.

También se ocupó de montar la globa, del pago de los honorarios de la directora cultural de la feria, del traslado de los libros de los expositores, de la publicidad cartelería, de instalar los sanitarios públicos, del sistema de circuito cerrado, de internet y de las viandas para el personal que trabajo durante los diez días que duró la feria.

El pago del servicio completo se realizó en cuotas, una abonada cuando se firmó el convenio, otra días posteriores y otra en septiembre. El año pasado las cuotas fueron solo dos.

La secretaria de Cultural y Turismo del municipio, Ana Bonet explicó que este año se realizó una inversión importante para ampliar los contenidos que se ofrecieron. “Fue una apuesta muy grande. Este año se duplicaron los contenidos y se amplió la programación en comparación a la del año pasado”, explicó la funcionaria.

Bonet recordó además que la disparada del dólar impactó fuertemente en el costo del transporte y traslados, lo que hizo que aumenten los valores de la feria. “Si comparamos con otra ferias del libro por ejemplo las que se realizan en provincia de Buenos Aires, en la última se gastó tres millones de pesos pero no tuvieron gastos de traslados como nosotros. Entre alojamiento, pasaje y comida para los invitados que vinieron este año a Neuquén gastamos más de un millón y medio de pesos”, agregó la secretaria.

Otro de los factores, que según Bonet, influyó en el aumento del presupuesto fue la ampliación de las instalaciones y de las actividades que se ofrecieron al público.

Detalló que se sumaron dos auditorios con sonido y técnica de primer nivel. “Se triplicaron los contenidos con respecto al año pasado. En 2018 visitaron la feria 4.500 estudiantes, este año fueron 13.5000, a los cuales se les brindó visitas guiadas y contenidos y eso tiene un costo que no es menor. Se brindó el doble de capacitaciones para docentes y tuvimos 70 presentaciones de escritores locales a los cuales se les brindó el espacio con sonido e iluminación”, dijo.

Este año se sumaron como espacios de actividades culturales la torre Talero y el Ámbito Histrión, teatro que el municipio alquiló para ofrecer obras y espectáculos musicales.

“Hicimos una feria de que la todos nos sentimos orgullosos. Este presupuesto yo lo defiendo a muerte. Cada peso que se gastó fue bien gastado. El dinero se puso en aumentar los contenidos y la calidad de las exposiciones”, concluyó Bonet.

El dato

40%
de las personas que visitaron la séptima edición de la Feria del Libro llegaron desde otras provincias.

Desde publicidad hasta seguridad adicional

La empresa Advertising Group se encargó de todo en la séptima edición de la Feria Internacional del Libro.
Al traslado, alojamiento y comida de los expositores, se le sumó también la publicidad y promoción de las actividades.
Se encargó de la cartelería de los stand con el nombre del expositor, de los banner que se instalaron en la globa y en elMuseo Nacional de Bellas Artes. Fueron su responsabilidad las pecheras identificatorias de las 15 personas que oficiaron de guías turística y las acreditaciones para las charlas. También afrontó el gasto de policías adicionales.


Comentarios


La inversión en la Feria del Libro fue mayor que la del año pasado