La justicia de Brasil anuló la censura a libros sobre homosexualidad en Río de Janeiro

El Supremo Tribunal Federal (STF, corte suprema) de Brasil revocó ayer un fallo de segunda instancia que permitía a la alcaldía de Río de Janeiro decomisar libros con contenidos de homosexualidad ofrecidos a menores de edad, informó la prensa internacional.



El libro que generó la polémica es “Vengadores: la cruzada de los niños”, un cómic de los estudios Marvel.

El libro que generó la polémica es “Vengadores: la cruzada de los niños”, un cómic de los estudios Marvel.

Lo hizo a través de una resolución cautelar firmada por el presidente del tribunal, José Dias Toffoli, que hizo lugar a una solicitud de la Procuraduría General de la República.

La procuradora general, Raquel Dodge, había pedido la intervención urgente del STF para “impedir la censura al libre tránsito de ideas, a la libre manifestación artística y a la libertad de expresión en el país”.

Dias Toffoli sostuvo en su resolución que, al vincular las relaciones homosexuales con contenidos impropios o inadecuados para menores de edad, el fallo revocado “violó al mismo tiempo la estricta legalidad y el principio de igualdad”.

A su juicio, el régimen democrático “presupone un ambiente de libre tránsito de ideas, en el cual todos tienen derecho a voz”.

La democracia “solo se firma y progresa en un ambiente en que diferentes convicciones y visiones del mundo puedan ser expuestas, defendidas y confrontadas unas con otras, en un debate rico, plural y resolutivo”, subrayó el presidente del STF.

El caso se originó el jueves pasado, cuando el alcalde de Río de Janeiro, el pastor evangélico Marcelo Crivella, protestó contra la exposición en la Bienal del Libro de esta ciudad de un cómic que incluye la imagen de dos adolescentes homosexuales besándose.

Crivella envió el viernes a la bienal un equipo de fiscales con el objeto de decomisar libros considerados inapropiados para menores de edad, que estuvieran expuestos sin las respectivas advertencias legales, que incluyen una cobertura de plástico negro.

A pedido de los organizadores de la Bienal, un juez de primera instancia de Río de Janeiro determinó que la alcaldía no podía imponer esa clase de restricciones por tratarse de una medida de censura y un atentado a la libertad de expresión.

Sin embargo, el presidente del Tribunal de Justicia de Río, Claudio de Mello Tavares, revocó ayer ese fallo y alegó que la ley prevé el retiro del mercado de publicaciones con contenido impropio para menores sin las debidas advertencias.

Tras esa sentencia, la alcaldía envió un nuevo grupo de fiscales a la Bienal pero esos funcionarios se retiraron del lugar sin ninguna publicación y dijeron que no habían constatado ninguna irregularidad.

El libro que generó la polémica es “Vengadores: la cruzada de los niños”, un cómic de los estudios Marvel sobre un grupo de superhéroes, que incluye una escena en la que dos personajes de sexo masculino se besan estando totalmente vestidos.

En protesta por la acción de la alcaldía, el youtuber Felipe Neto compró y distribuyó sin cargo ayer en la Bienal 14.000 ejemplares de publicaciones con temas de homosexualidad, y varias parejas de homosexuales se besaron pública y simultáneamente dentro del lugar de la muestra.

La Bienal del Libro de Río de Janeiro terminó ayer.

Crivella, del Partido Republicano Brasileño, es pastor de la Iglesia Universal del Reino de Dios (neopentecostal), fundada por su tío Edir Macedo, dueño del canal Record y aliado del presidente Jair Bolsonaro.

En 2012, Crivella fue ministro de Pesca de la presidenta Dilma Rousseff, como consecuencia de la coalición electoral encabezada por el Partido de los Trabajadores (PT), que incluyó a un sector del evangelismo carioca.


Temas

Brasil

Comentarios


La justicia de Brasil anuló la censura a libros sobre homosexualidad en Río de Janeiro