La Legislatura comenzó a tratar el proyecto que prohíbe el uso del agua para la megaminería

El proyecto que presentaron las asambleas socioambientales se analiza en la comisión de Hidrocarburos, Energía y Comunicaciones.



En Las Coloradas los vecinos se movilizaron para impedir la instalación de una megaminera (Foto:Archivo)

En Las Coloradas los vecinos se movilizaron para impedir la instalación de una megaminera (Foto:Archivo)

Comenzó en la legislatura provincial el tratamiento del proyecto que  prohíbe el uso del agua en la explotación megaminera metalífera a cielo abierto. Es una iniciativa impulsada por integrantes de  asociaciones socioambientales.

“Nadie puede hoy dar garantía que con este tipo emprendimiento  en la provincia no vamos a lamentar una tragedia ambiental”, expresó Sandra Ferrero,  integrante de la Asamblea socioambiental de  Junín de los Andes y afirmó que  “no es una actividad compatible con la vida”.

Mencionó que en 2015  hubo intentos de empresas de hacer esta actividad en las nacientes del río Catal Lil, en Huinganco y antes en Loncopue,  y que se frenaron en gran parte por la movilización de los vecinos de cada lugar.

“Queremos disminuir la amenaza de los riesgos de desastres ambientales  como ya  se vieron por ejemplo en Brasil”, marcó Sandra sobre la iniciativa.

El proyecto N°11.520 inició su tratamiento esta mañana en  la comisión de Hidrocarburos de la Legislatura. “Queremos que no exista la megaminería en la provincia”, ratificó Ferrero.

En el texto del proyecto se argumenta que “la minería metalífera a cielo abierto demanda enormes cantidades de agua y contamina frecuentemente las cuencas hídricas con metales pesados y sustancias químicas como el cianuro, sumado a una cantidad importante de desechos”.

Sandra Ferrero dijo que “es un principio precautorio” y “no queremos que se hable de daño cuando ya pasó”.

“Hay más de 50 pedidos de exploración en la cordillera neuquina y estamos muy preocupados”, aseguró.

Sobre los riesgos de la minería metalífera Ferrero comentó  que “en un informe que presentó la empresa que quería hacer la explotación en las nacientes del Catan Lil ocupaba la misma cantidad de  litros de agua que usaban todo los pobladores de Las Coloradas”.


Comentarios


La Legislatura comenzó a tratar el proyecto que prohíbe el uso del agua para la megaminería