El bono a los legislativos mete presión a Gutiérrez

La gestión de Marcos Koopmann negocia un adicional para los trabajadores con el gremio ANEL. El Poder Ejecutivo aún no confirmó si imitará la decisión, pero hay expectativas.

Buena parte del trabajo legislativo se reconvirtió a modo remoto durante el 2020. Foto: archivo Florencia Salto.

Buena parte del trabajo legislativo se reconvirtió a modo remoto durante el 2020. Foto: archivo Florencia Salto.

La Legislatura de Neuquén será el primer poder del Estado provincial en otorgar un bono salarial para sus 620 trabajadores, luego de un año donde los sueldos públicos se mantuvieron congelados por la crisis del coronavirus. El presidente de la Cámara, Marcos Koopmann, terminará de negociar la semana que viene los detalles del acuerdo con el secretario general de ANEL, Juan Benítez, aunque se estima que llegará antes de Navidad.

“Lo planteamos como un reconocimiento por el esfuerzo que hemos hecho durante el año, nunca se detuvo la actividad ni el cumplimiento de las normas de calidad”, planteó el dirigente sindical, quien también señaló que la Legislatura pudo hacer “ahorros” durante el 2020, dado que no se pagaron viáticos, hubo menor movimiento de camionetas y servicio de cafetería producto de los cambios a los que obligó la pandemia.

“Estamos pidiendo que eso se vuelque en una mejora temporal para los trabajadores y el año que viene retomaremos la negociación paritaria”, planteó Benítez. Al igual que el resto de los estatales, los empleados legislativos no recibieron aumentos salariales durante el 2020, pese a que también tenían un acuerdo que establecía subas atadas a la inflación.

Benítez indicó que se buscará que el bono se calcule con un coeficiente sobre el valor punto de la categoría de cada empleado para que impacte de manera proporcional a los salarios de cada uno. También que sea remunerativo y bonificable para que tenga alcance sobre los jubilados. Si bien evaluó que la Legislatura tiene capacidad para hacerlo en un solo pago, reconoció que se trata de una decisión “política”.

Es que el gobernador Omar Gutiérrez aún no puede dar una respuesta a los trabajadores de la administración pública que reclaman una actualización de sus salarios. Este viernes habrá una reunión de funcionarios con el sindicato ATEN, aunque se especula con que sea recién después del pago de aguinaldo, este sábado, cuando pueda tomarse una decisión.

El gobierno también se reunirá en mesas técnicas con ATE a partir del 28 de diciembre para analizar la situación de cada convenio colectivo de trabajo. Hay expectativas de que esa instancia sirva de puntapié para acordar compensaciones con el resto de los sectores.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


El bono a los legislativos mete presión a Gutiérrez