La literatura de Semana Santa

La versión televisiva de "“El ciego de Sevilla”, del inglés Robert Wilson.

La versión televisiva de "“El ciego de Sevilla”, del inglés Robert Wilson.

La mayor celebración de muchos pueblos cristianos es sin dudas la Semana Santa, un periodo de tiempo en el que se pasa de la tristeza, la contrición a la alegría y la esperanza. La literatura no ha sido ajena a esta singular conmemoración religiosa y hay muchas historias ambientadas en el transcurso de la Semana Santa. 

En la Edad Media la Iglesia vio en el teatro un elemento eficaz para la propaganda religiosa; uno de esos géneros que tenía una fuerte impronta sagrada es el de los “Misterios” que consistían en la representación teatral de la vida de Jesús, especialmente de su muerte y resurrección. Los autos sacramentales también estaban dedicados a difundir la teología cristiana y se ocuparon de la Pasión de Cristo.  

Vienen a mi memoria algunos relatos que transcurren en estas fechas, uno de ellos es de Emilia Pardo Bazán, la autora gallega, que se titula “En Semana Santa”, el cuento es famoso pero no deja de ser un escrito en el que la originalidad está ausente. Hay un hombre viejo casado con una mujer joven, hay un hombre joven querido como un hijo por el hombre viejo. En fin, se imaginarán; al final el hombre joven tiene un sueño y llega a los pies de la cruz donde está Jesús y este lo absuelve de su pecado.  

Más original es el relato de Leopoldo Alas, “Clarín”, en el que el diablo viene a hacer travesuras con los feligreses reunidos en la catedral de Oviedo. Ahí, para divertimento de este Lucifer los asistentes sufren de calenturas sexuales y de conductas que poco tienen que ver con lo que amerita la liturgia. 

La Semana Santa en España es sinónimo de fiesta y multitudes en ciudades y pueblos; quizá por eso algunas novelas negras transcurren en estos días cuyo contexto es propicio para los crímenes. Así tenemos "“El ciego de Sevilla” del inglés Robert Wilson, cuyo personaje principal es un detective de la ciudad que debe investigar una serie de asesinatos que tienen un patrón común. Sergio Sarria sitúa su novela “Cuando nadie nos ve”, en el pueblito de Morón de la Frontera donde una serie de hechos policiales tienen una conexión que en principio nadie ve.  

Ah, me acordé también de una novela chilena pero el editor cortará mi escrit... 


SUSCRIBITE A TODOS TENEMOS UN PLAN
Todos los viernes lo que tenés que saber para el fin de semana.

Comentarios


La literatura de Semana Santa