La lluvia intensa contuvo el avance del incendio de lago Martin y Steffen

Las precipitaciones que cayeron este 1 de enero trajeron alivio entre los pobladores de la zona de El Manso  y lago Steffen, tras varias semanas de angustia. Aunque todavía queda material activo en los cerros y valles.





Después de varios días de angustia por el avance del incendio forestal más dantesco de las décadas últimas, los habitantes de las poblaciones de la zona de El Manso y del lago Steffen respiraron este sábado aliviados. Una lluvia torrencial cayó después del mediodía y detuvo la furia del fuego que estuvo a las puertas del paraje de Río Villegas.

La noche del viernes habían caído algunas lloviznas, pero no eran lo que se había anunciado. Recién el sábado, las nubes grises oscuras, que cubrían el cielo de ese rincón paradíasico, soltaron sin freno la lluvia tan anhelada.

“Olvidate, la felicidad que tengo”, expresó, emocionado, el presidente de la comisión de fomento de El Manso, Pablo Albornoz. Describió que desde la cumbre del cerro Santa Elena, que separa al lago Steffen del río Manso, todavía se observaba humo. Pero destacó la lluvia frenó las columnas de fuego. “El incendio no está muerto, pero está agonizando”, afirmó.

Rubén Figueroa, poblador de la zona del lago Steffen, explicó que todavía “hay muchos troncos grandes que estan encendidos, pero la verdad que es un alivio, uno está un poquito más tranquilo”. “Hoy es un lindo día para festejar”, afirmó.

Albornoz dijo que los brigadistas deberán seguir con los trabajos para extinguir el incendio más dantesco que hubo en esa zona desde hace por lo menos 110 años y que destruyó alrededor de 5.500 hectáreas, en su mayoría de vegetación nativa.

En el interior del bosque, en lago Steffen, así quedaron los árboles. Gentileza

Oficialmente el Comité de Emergencia indicó anoche que el incendio no desarrolló un crecimiento significativo, por lo que no presentó cambios en la cartografía de las últimas 36 horas. Hasta el momento no hay viviendas afectadas, ni tampoco infraestructura vial ni líneas de comunicación dañadas.

Los primeros focos aparecieron el 7 de diciembre pasado, en un cerro escarpado próximo al lago Martin tras una tormenta eléctrica. Un grupo pequeño de brigadistas de Parques Nacionales intentó atacarlo, pero sin respaldo, en un lugar alejado y de muy difícil acceso.

Pobladores de la zona de El Manso aseguran que avisaron a los responsables de Parques para que pudieran detenerlo a tiempo. Pero están convencidos de que la respuesta llegó tarde. A los pocos días, esas columnas débiles de humo se habían transformado en un incendio forestal que arrasaba con lo que se encontraba en el camino.

“Cinco días antes les venía diciendo se les va a escapar la tortuga”, rememoró Albornoz. Las explicaciones oficiales no convencieron a los habitantes que se organizaron y trabajaron para detener el fuego.

Albornoz dijo que el miércoles fue el momento más crítico que vivieron. “Fue el día más duro de mi vida”, aseguró. Relató que esa tarde una columna enorme del incendio avanzó impulsada por las ráfagas por el cañadón de Villegas y cuando se acercaba a la población, donde viven unas 40 familias, el viento cambió de dirección y el incendio siguió hacia el Cañadón de la Mosca. “Fue un milagro porque el fuego fue esquivando la mayoría de las casas a unos 600 metros”, señaló.

Agradeció a todos los pobladores que pusieron el hombro, al personal de las empresas de servicios turísticos que operan en la zona, a los bomberos de El Bolsón y brigadistas y a sus colaboradores de la comisión de fomento. Dijo que tuvo el apoyo de la gobernadora Arabela Carreras.

Esa noche, los pobladores de la zona del Manso y lago Steffen podrán descansar después de 25 días de zozobra.

Para este domingo rige un alerta por fuertes vientos en la cordillera con ráfagas que podría superar los 100 km/h y temperaturas bajas, con lluvias aisladas.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La lluvia intensa contuvo el avance del incendio de lago Martin y Steffen