La mutación llegará antes




Weretilneck trabaja para presidir Energía en el Senado. “Hay procesos concluidos” en Juntos, reafirma en su repaso regional de los resultados electorales del 27 de octubre.


Remonta el oficialismo su nuevo tiempo. Weretilneck expuso el viernes su movida al reunirse con el neuquino Omar Gutiérrez y fijar la alianza con el MPN. El objetivo es mayor volumen político en el Congreso. Su prioridad está en el acceso a la valiosa presidencia de la Comisión de Energía del Senado, que lidera el petrolero Guillermo Pereyra, que se quedó sin reelección y se va en diciembre. El rionegrino pidió apoyo a Gutiérrez y ofreció representatividad. Antes, ganó terreno en la Cámara Alta: se quedó con el amplio despacho del sindicalista.

El encuentro de Weretilneck y Gutiérrez fue el remate de contactos previos. Además, en Buenos Aires, en la semana también se juntaron la diputada Alma Sapag y el electo Luis Di Giacomo.

El mandatario rionegrino contacta más actores para su pretensión. San Juan ostenta la vicepresidencia de la Comisión y bien le sirve su conexión con el gobernador reelecto Sergio Uñac. Su hermano, Rubén, es senador y es el segundo de Energía.

Ocupado en su futuro, el gobernador igual lamenta aún lo no logrado hace dos semanas. Pondera el progreso de Juntos pero su verídico semblante estuvo la noche del 27 en el domicilio de Claudio Di Tella. Silencio turbador entre los presentes. No sumar a Mónica Silva al Senado fue decepcionante para Weretilneck en su buscado gran logro, pero frustró además su pensada división funcional donde la ministra amasaría tareas parlamentarias y él se centraría en sus predilectas incursiones políticas, con atención de la vida provincial.


Arriaga va a Función Pública y Barriga a Comercio Exterior. “No soy Alberto”, es la presentación repetida de Carreras, que asumirá un día antes, el 9 de diciembre.


“Hay procesos concluidos”, repite, y repasa derrotas consecuentes, como Sierra Grande, Jacobacci y Roca. Nadie pregunta de nombres. No es necesario. Habla de históricos, como las legisladoras Roxana Fernández y Sandra Recalt. Ese repaso -como otros- valdrá cuando Weretilneck active su rol partidario.

Su sucesora, Arabela Carreras, está en sus quehaceres. Arma y organiza su equipo, y resuelve la nueva estructura. No hay cambios mayores, igualmente siempre se insinúan tensiones.

Economía pierde tres áreas, pues Planificación será Secretaría de Estado mientras que las carteras de Modernización y de Ciencias y Tecnología se unirán en una Agencia, en la órbita de Gobierno. Otro desgarro podría tener la cartera de Agustín Domingo si, finalmente, Comercio Exterior pasa a Planificación. Nada resuelto. Carreras sí quiere esa estructura más jerarquizada -posiblemente sea una secretaría- y tiene decidido que la conducirá el exedil barilochense Darío Barriga, un viejo conocido de SUR.

Desarrollo Social, con otra denominación, sumará dos secretarías (Género y Voluntariado), mientras Agricultura perderá el Splif, que irá a Seguridad.

¿Otros nombres? Isabel Tipping, a cargo de Función Pública, vuelve a Cipolletti y liderará el EPRE. La clave cartera de Recursos Humanos del Ejecutivo recaerá en Liliana Arriaga, hoy secretaria de Administración de Educación. Faltan aún protagonistas centrales, como en los mandos de Fruticultura, Ipross e IPPV. En principio, en el instituto habitacional quedaría el subsecretario Adrián Otero.

Carreras se juntó y confirmó a Juan Kohon en la Contaduría, y a Julián Fernández Eguia en la Fiscalía. Insistió en acelerar los procesos administrativos. El contador desempolvó el retiro de sus delegados de los organismos, focalizándose en los expedientes de mayores costos y un control informatizado para los restantes. Eguia contó sus modificaciones. A cada uno, Carreras los empujó a las reformas y, como siempre, soltó que con ella llegó un cambio, aunque lo centralice en los estilos.

“No soy Alberto” es su reiterada presentación ante los funcionarios, que luego precisa en sus exigencias, organización y respeto de “ jerarquías”.

La prometida mutación llegará un día antes. El traspaso en Río Negro será el lunes 9.

Orden para evitar -por ahora- cualquier intersección. El 10 asume Weretilneck en el Senado.


Comentarios


La mutación llegará antes