La noche soñada del neuquino Gabriel Arias

El arquero ya es un jugador consagrado en primera, pero ayer tuvo el gran triunfo de su carrera.

1/2
Arias festeja tras atajar el cuarto remate de Flamengo. Luego, Fabricio Domínguez anotaría el quinto penal.

Arias festeja tras atajar el cuarto remate de Flamengo. Luego, Fabricio Domínguez anotaría el quinto penal.

2/2
El arquero Gabriel Arias del Racing Club detiene un disparo del brasileño Flamengo Willian Arao durante la tanda de penales en el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores en el estadio Maracaná. Foto: AP

El arquero Gabriel Arias del Racing Club detiene un disparo del brasileño Flamengo Willian Arao durante la tanda de penales en el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores en el estadio Maracaná. Foto: AP

La clasificación de Racing en Brasil, eliminando a Flamengo por penales, tuvo anoche una figura excluyente, un hombre oriundo de la región. Se trata del nacido en Neuquén hace 33 años, Gabriel Arias.

Cualquier jugador anhela tener una gran noche. Desde pibe, son los sueños los que empujan. Y si bien con el avance de la carrera profesional el espíritu amateur no está tan presente como en el barrio, lo que vivió ayer Arias quedará en la memoria de muchos arqueritos que lo querrán imitar, sobre todo los hinchas de Racing. Un estadio mítico como el Maracaná es un escenario especial para esta clase de hazañas.

La actuación de Gabriel fue inspiradora de principio a fin. Como escribí en la crónica: cuesta recordar todas las atajadas que tuvo en una sola nota. Es que la Academia de Avellaneda padeció el partido, no pudo nunca imponer su ritmo de juego y, en el trámite, estuvo más lejos de su rival que en la ida.

Pero una vez más, el fútbol, que perdió hace pocos días al máximo exponente de su historia, volvió a demostrar que es hermoso también desde la ausencia de lógica. Flamengo fue una y otra vez, pero Arias estuvo iluminado. El destino del partido hubiese sido completamente distinto sin el arquero que se crio en las calles neuquinas.

Cabe mencionar que la carrera del guardameta zonal no comenzó ayer, sino que lleva muchos años en los que ha tenido grandes actuaciones en Olimpo, donde debutó en 2007, Defensa y Justicia, Unión La Calera, la selección de Chile y la Academia, donde fue uno de los estandartes del campeón en 2019.

Pero el carácter histórico del éxito en Brasil tiene un gusto a hazaña que lo hace especial. Los fanáticos del fútbol recordaremos el partido en el Maracaná por mucho tiempo. Por tratarse del último campeón, el trámite adverso del partido y el contexto de pandemia, que hace todo aún más heroico.

Como siempre en el fútbol, hay que ligar. La cuota de suerte estuvo del lado de Arias y de Racing. En el hecho de que el rival que le convierte el gol en el partido es el mismo al cual le ataja el penal en la definición tiene mucho de épica.

Eso sí, a la suerte hay que ayudarla, y anoche hubo un representante regional que fue dueño de su destino desde la humildad y el trabajo.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


La noche soñada del neuquino Gabriel Arias