La obra del hospital tiene solo un 15% de avance

El ministro de Economía de Río Negro, Agustín Domingo, aseguró que se agregaron tres contratos adicionales en la ampliación. La finalización está prevista para diciembre del 2019 pero el progreso es lento.



Luego de un parate de la obra debido a la veda climática y el hallazgo de un inesperado caño maestro de gas, la ampliación del hospital Ramón Carrillo se retomó y aunque se ejecuta a ritmo lento y lleva un 15% de avance, está en marcha la segunda etapa para construir el nuevo edificio.

La dirección de la obra está a cargo del Ministerio de Obras y Servicios Públicos de Río Negro.

La primera etapa del proyecto incluyó el reacondicionamiento de la planta baja del viejo estacionamiento donde se instaló el sector de la Morgue, Anatomía Patológica y Mantenimiento.

El arranque de la segunda parte se vio demorado a principios de este año, cuando los obreros que se encontraban excavando en el predio, se vieron sorprendidos por un caño de gas del año 1938 que atravesaba un tercio de la obra y no había sido declarado como “interferencia”.

Camuzzi se comprometió a correr ese caño con la condición de que se regularizara la red de gas del edificio. Dos meses atrás recién, la empresa aprobó la documentación y finalmente, se logró iniciar la obra de gas.

“En este momento se está avanzando a ritmo sostenido con la nueva traza de gas, la apertura de zanjas, la colocación de caños, la construcción de plantas reguladoras y la sala de calderas”, detalló el ministro de Economía de Río Negro, Agustín Domingo.

Añadió que “se iniciaron los trabajos de bases estructurales en diversos sectores, la confección de armaduras para bases, plateas y columnas de la obra básica de hormigón”.

Domingo explicó que a raíz de los inconvenientes con el caño de gas, se incluyeron tres obras adicionales. Por un lado, se realizó una nueva traza de la instalación de gas (que incluye además nuevas calderas y la readecuación de la instalación interna del viejo edificio conocido como “tridente”). Por otro lado, se avanzó en “un nuevo sistema de drenajes del terreno y volcamiento cloacal al sistema de la ciudad” y una nueva sala de máquinas del tanque cisterna.

Respecto a la lenta reactivación de la obra, el funcionario provincial argumentó que “se otorgó licencia al personal de la constructora durante algunas semanas del invierno dado que era muy difícil trabajar en el exterior por las severas condiciones climáticas”.

Sin embargo, aclaró que en ese interín, se aprovechó para avanzar en la evaluación y planificación de las obras que se incorporaron. Los trabajos se retomaron en agosto y “a partir de ahí, se sumó personal y recursos”.

De acuerdo al último plan de trabajo de la empresa constructora, dijo Domingo, la finalización de la obra está prevista para diciembre de 2019.

El proceso licitatorio de una obra del BID

La segunda etapa de la obra comprende un edificio de cuatro niveles con 10.000 m2 de superficie total.

La remodelación del hospital fue ideada en 2007 cuando el gobierno provincial accedió a un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Se construyó la primera etapa y el año pasado se licitó la segunta instancia que fue adjudicada a la empresa Dal Construcciones.

El hospital -construido en 1938- sumará 116 camas a las 120 disponibles actualmente entre todos los servicios.

Costo

Datos

142
millones de pesos era el presupuesto oficial para la segunda etapa cuando se licitó el año pasado.

Comentarios


La obra del hospital tiene solo un 15% de avance