La pasión de las peñas, transformada en actividades solidarias

Las peñas de clubes de fútbol suelen cumplir un rol social muy importante en la región, pero por cuestiones lógicas del aislamiento, vieron reducidas sus actividades. ¿Cómo pasaron este proceso? ¿Siguen generando colaboraciones? Conocemos un poco más sobre la situación.





Las filiales y peñas de los clubes de fútbol tienen varias funciones. Además de la lógica, en la que sirven como punto de encuentro para los hinchas en distintos puntos del país, también realizan actividades solidarias.


Es por eso que el aislamiento frustró varias de las movidas que estos espacios suelen organizar. A eso se le suma la falta de actividades deportivas y entonces surge la duda: ¿qué hacen en estos momentos?

Según comenta Rodrigo Molina, de la peña “La Manzana Azulgrana” de San Lorenzo (en la que trabaja hace 13 años), la cuarentena frenó muchas actividades como viajes a la cancha y cenas, pero “nos ha hecho trabajar un poco más”. ¿Cómo?

“La peña tiene un área de acción social, donde trabajan Luciana, Sebastián y Adrián. Ellos se encargan de generar actividades sociales, porque San Lorenzo nace a partir de eso, y nosotros buscamos replicarlo”, explica, al tiempo que nos cuenta que tienen campañas de concientización varias (donación de sangre, donación de plasma, concientización del autismo, síndrome de down, cáncer de mama y demás) y que están llevando adelante, en pleno aislamiento, la campaña de abrigo (ver aparte).

En otros casos, el aislamiento afectó negativamente al grupo . “Prácticamente estamos parados. Desde que empezó la pandemia no hacemos nada, lógicamente porque no se puede. Es difícil mantener una peña. Éramos un grupo pequeño que tratábamos de sostenerla y ya venía costando mucho desde antes de esto. Nos juntábamos y organizábamos campañas como recolección de abrigos y alimentos no perecederos para donar en la Línea Sur y en los comedores”, explica Gerardo Rodríguez, de la peña roquense de Independiente.

Las actividades de Boca, antes de que el virus frenara todo.


Algo similar ocurre con otras peñas, como la de River. “En nuestro caso está frenado por una cuestión de tiempos y porque no podemos juntarnos; pero algunas peñas aledañas en la región están colaborando con actividades solidarias” comentó Cristian, uno de los involucrados.

En la filial de Racing, por su parte, están retomando actividades: “estamos por comenzar colecta de ropa. El comunicado lo largamos en el grupo de la Filial, de WhatsApp y Facebook, y en Instagram. Cada vez que realizamos alguna colecta la destinamos a comedores y merenderos u organización de algún evento solidario”, asegura Raúl Scheffer.

Respecto a la campaña, comenta que “pedimos colaboración con ropa y alguien se encarga de recolectar con los cuidados correspondientes, y luego se lleva al ropero, comedor o merendero en cuestión”. Para quienes se quieran sumar, pueden contactarse al 2984639631, con Héctor Namuncurá, que estará a cargo de la campaña.

Para la peña Xeneize, la situación venía complicada porque habían sufrido el robo del proyector para los partidos. En este contexto, “tratamos de seguir en contacto con la gente a través de redes”, comenta Paulo Canderan.

La filial roquense de Racing forma parte de “Racing Solidario”.


En este momento, realizan una colecta solidaria para una pareja joven con dos niños de 1 y 2 años. Allí juntan abrigo, almohadas, acolchados, madera, clavos, alambres, ventanas e inodoros: todo sirve. Quienes quieran colaborar pueden acercarlo a Piedra Buena 1175, en Roca.

Entre lamentos, complicaciones e intentos de dar una mano, las peñas sobreviven siempre con la pasión como motor y la solidaridad como bandera.


La campaña de abrigo de La Manzana Azulgrana



“Hace cinco años, dentro del lema ‘Más que 90 minutos’, realizamos la campaña de abrigo; que arranca generalmente a fines de marzo y termina en julio o agosto. Arranca temprano porque llevamos ropa de abrigo a la gente más necesitada, para que cuando lleguen las temperaturas bajas ya estén preparados. Afortunadamente, y gracias a la transparencia con la que nos manejamos, se van sumando cada vez más personas. Y no solo de San Lorenzo: hinchas de todos los clubes o incluso que no son hinchas. Hemos llegado a donar hasta 30 bolsones de ropa» explica Rodrigo Molina.

Además, cuenta que «este año ya vamos por la quinta etapa, y particularmente por la cuarentena, tuvimos que pedir que la gente trajera la ropa ya clasificada, limpia y sana. Antes la clasificábamos nosotros, pero por el distanciamiento social solo nos juntamos con el protocolo correspondiente para recibirla y llevarla a los comedores con los que trabajamos, en Chacramonte y “Los Vencedores”, al norte de la ciudad».


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La pasión de las peñas, transformada en actividades solidarias