La peregrinación de Ceferino empieza a convocar cada vez más fieles



Durante la jornada de hoy se intensificó la llegada de peregrinos al parque, para celebrar la 49ª peregrinación del Beato Ceferino Namuncurá, que volverá a reunir una multitud aún considerando que la crisis por la que atraviesa el país afectará al número previsto por los organizadores.

Hubo dos caras de la moneda. La crisis fue por momentos un motivo para buscar alguna palabra de aliento, y por otros un impedimento para la mayoría de los seguidores de Ceferino que buscaban cumplir con los tradicionales rituales.

Foto: Jorge Tanos


Varios contingentes que habitualmente tenían presencia en la pequeña localidad de Chimpay, en esta oportunidad debieron desistir del viaje, porque los micros de traslados no completaron los cupos. Incluso los visitantes realizan estadías de pocas horas antes de regresar a sus lugares de orígenes.

De a poco se fue repitiendo cada vez más las típicas imágenes frente al Beato, donde la gente realizó agradecimientos, hizo pedidos y también cumplió las promesas realizadas.


Para mañana se espera la jornada de mayor concentración. Las actividades comenzarán a las 7 de la mañana, con la oración del amanecer, junto a la cruz del 5° centenario; donde se vivirá la ceremonia que en esta oportunidad estará a cargo del lonco de Patagones, Jacinto, que estará junto a otros loncos y representantes de distintos pueblos originarios.

Posteriormente comenzará la procesión desde la cruz, para llegar cerca de las 11 al parque donde se oficiará la eucaristía central, que en esta oportunidad estará presidida por el obispo de Bariloche, el Monseñor Juan José Chaparro.  

Ese será también un momento emotivo para todos los fieles creyentes, porque el padre y ex obispo de Viedma y de Neuquén -hoy jubilado-, Marcelo Melani (81 años), se despedirá de toda la comunidad religiosa para partir como Misionero a Perú.

Foto: Jorge Tanos


El lunes continuaran algunas actividades religiosas para conmemorar el día del natalicio de Ceferino, lo que cerrará la extensa actividad.

Durante la jornada de hoy, y dando la bienvenida a la gente, el Monseñor Esteban María Laxague -obispo de Viedma- señaló que “sabemos que muchos no podrán venir, no porque perdieron la fe, sino porque el problema económico les impide afrontar un viaje que en muchos casos es caro, porque esta inflación los afecta mucho. Esa gente hoy destina ese dinero para la comida. Antes mucha gente venía por varios días, hoy solo lo podrán hacer por algunas horas y más aún aquellas familias que tienen chicos”.

“En esta situación económica se prioriza la familia y con tristeza nos hacen llegar mensajes diciendo ´Padre, no voy a poder estar con la comunidad de Ceferino`... Pero viven la peregrinación a la distancia", aseguró.


Un beato mapuche


El mapuche Ceferino Namuncurá nació el 26 de agosto de 1886 en Chimpay, sobre la costa del río Negro, donde su padre (el cacique Manuel Namuncurá) había instalado sus toldos, tras rendirse y pactar ante las fuerzas del Ejército comandadas por el general Julio Roca. 

Después de una frustrada carrera sacerdotal, y acosado por la tuberculosis, Ceferino murió en Roma el 11 de mayo de 1905; y muy poco después su imagen comenzó a ser objeto de veneración popular. 

El 11 de noviembre de 2007, tras un largo proceso de análisis y comprobación de una curación milagrosa de cáncer por su intermediación, fue consagrado como beato. 


Comentarios


La peregrinación de Ceferino empieza a convocar cada vez más fieles