La perra rastreadora ubicó a Tolaba en la zona donde fue encontrado el cuerpo de Delia Aguado

Al día siguiente del hallazgo de la víctima el animal fue llevado al lugar. Se le entregó una prenda del acusado, y marcó un recorrido que finalizó en la calle Ignacio Rivas. “Fue un rastro fresco, de no más de 72 horas”, explicó el guía canino.



El delito que se le imputa prevé una pena de prisión perpetua. Foto Juan Thomes.

El delito que se le imputa prevé una pena de prisión perpetua. Foto Juan Thomes.

La perra Mora, entrenada por la policía de Neuquén para la búsqueda de personas, localizó el 1 de diciembre de 2018 el rastro de Diego Tolaba, acusado del femicidio de Delia Aguado, en el balneario Sandra Canale, donde se encontró el cuerpo de la joven junto a un auto. De acuerdo a la declaración que brindó ante el jurado popular el oficial que participó del operativo, el animal olió una prenda del hombre y marcó un recorrido que terminó en la calle Ignacio Rivas. Ese trayecto incluye una zona de pastizales a la que sólo se puede acceder a pie.

Tolaba fue imputado de homicidio doblemente agravado por el vínculo, y por haber mediado violencia de género. Según la fiscalía y la querella el jueves 29 de noviembre de 2018, alrededor de las 21 horas, el acusado salió con Delia de la casa en la que convivían en Soldado Desconocido 865 a ver un alquiler. Estaban separados y ella quería mudarse junto a los tres hijos del matrimonio. Fueron a bordo de su vehículo marca Gol, modelo Country. A la medianoche el hombre regresó solo. A la mañana hizo la denuncia por su desaparición en la comisaría 41. Dijo que habían discutido y ella se había ido en el auto, pese a que hacía poco tenía licencia de conducir y todo su entorno contó que era esquiva a manejar. El 30 de noviembre encontraron asesinada a Delia. La golpearon y asfixiaron.

En la cuarta jornada del juicio por jurados uno de los oficiales de la división de Montada y Canes de la policía indicó que al día siguiente del hallazgo se dirigió al balneario con la perra. Olfateó una prenda de Tolaba y enseguida orientó hacia Ignacio Rivas. “Fue un rastro fresco”, afirmó. Explicó que esto significa que la persona estuvo allí dentro de las 72 horas. Señaló que el rango de tiempo se deduce de la actitud del animal, que no duda y va en una dirección. De lo contrario no avanza con determinación. El rastro se pierde en esa calle, remarcó, pues ya no puede distinguirlo. “Hay más contaminación”, agregó.

En la audiencia el tribunal popular también escuchó al sargento y a un perito que realizaron el relevamiento de las cámaras de seguridad colocadas en inmediaciones al sitio del hallazgo. Aseguraron que el auto circuló a las 21.22 horas por las calles Remigio Bosch y Padre Juan Gregui, y ya a las 21.40 apareció en el balneario.

Además fue citado el comisario que elaboró un informe sobre el uso de los celulares de Delia, Tolaba, y el hombre que mantenía una relación afectiva con la víctima. Respecto de este último se supo que la antena ubicó su teléfono el 29 de noviembre en el área de Plottier, desde las 19 horas hasta el día siguiente.

Puntos clave para el caso

21.24 horas
Una cámara de seguridad privada localizó el 29 de noviembre de 2018 a un auto marca Gol, modelo Country, en la zona de las calles Remigio Bosch y Padre Juan Gregui. El vehículo coincide con el de Diego Tolaba y Delia Aguado. También la hora estimada de la que salieron de la vivienda de Soldado Desconocido 865.

21.40 horas
El mismo auto fue identificado por la cámara domo del sistema de seguridad pública instalado en el balneario Sandra Canale. A las 6.10, del 30 de noviembre de 2018, ya con la luz solar, el vehículo volvió a ser advertido por la cámara.

21.54 horas
De acuerdo a los registros de la compañía telefónica ese es el horario en el que el celular de Delia Aguado se apagó el 29 de noviembre de 2018. Su cuerpo fue hallado en el balneario, después del mediodía, en la parte trasera del auto. En el vehículo había sangre en la funda del asiento del acompañante, en la parte delantera, por debajo de la alfombra de goma y en la alfombra trasera.

En números

20
testigos declararon hasta el momento en el juicio por jurados. Están previstas cinco audiencias la semana próxima.

Comentarios


La perra rastreadora ubicó a Tolaba en la zona donde fue encontrado el cuerpo de Delia Aguado