“La Pichona” fue rescatada después de 30 años de olvido



#

La chata de cargas se exhibe en una plazoleta en el acceso oeste de la ciudad.(Foto: Marcelo Ochoa )

CARMEN DE PATAGONES (AV).- La comunidad maragata se unió para contribuir a la valoración y rescate de un nuevo patrimonio histórico. Se trata de la recuperación de una chata de cargas llamado “La Pichona” que estaba en riesgo de perderse luego de pasar menospreciada por más de 30 años . Había sido adquirida en 1909 por el comerciante de esta ciudad, César Pozzo Ardizzi en Tandil donde fue fabricada empleando madera de quebracho colorado. Pesa unas cuatro toneladas, mientras que sus ruedas traseras de 3,26 metros de diámetro y 1.600 kilos fueron construidas utilizando madera de lapacho y con 22 rayos. Estaba preparada para soportar una carga de 500 bolsas de cereal y hasta unas 18 toneladas. El diseño original de 1878 tenía en su parte delantera una lanza para atar bueyes de tiro, pero luego ese pértigo fue adaptado para 16 caballos percherones o burros que eran más rápidos. Pozzo Ardizzi transportaba cereales desde los establecimientos agropecuarios hasta la estación de Stroeder que era punta de rieles hasta 1922, en el corredor ferroviario tendido desde Bahía Blanca. Luego regresaba a Patagones con cargas de productos provenientes de Buenos Aires. Los 80 km entre Stroeder y Patagones le insumían entre cinco y 20 días, según el estado de la huella. “La Pichona” constituyó el último gran transporte de tracción a sangre y con el emplazamiento de las vías hasta Patagones en 1922, la familia Pozzo Ardizzi redujo su accionar comunicando los parajes cercanos a los que no estaban servidos por el ferrocarril. En los 50 quedó abandonada en una zona de campos, y casi 20 años más tarde se procuró rescatarla por primera vez siendo emplazada en exhibición como pieza histórica frente a la plaza 7 de Marzo. Sin embargo, en ese terreno se construyó un Centro Cívico con lo cual se la arrumbó en el entonces Club Hípico Fuerte del Carmen, expuesta a daños, vandalismo e inclemencias del tiempo. El Área de Patrimonio Histórico la tuvo en cuenta permanentemente incluyendo por varios años unos 30.000 pesos necesarios para restaurarla, pero debido a otras urgencias en la gestión comunal, finalmente la familia Pozzo Ardizzi decidió aportar los fondos necesarios. Los ruidos de artesanía en este rescate patrimonial estuvieron a cargo de Luis Facio, un herrero dedicado a la construcción de carruajes antiguos en Viedma. “Tardé ocho meses en recuperarla, y como sabía de su existencia, hacía cinco años que me venía preparando porque para mí fue todo un desafío”, contó a “Río Negro”. La mayor preocupación se concentró en la reconstrucción de la maza de las ruedas. El diseño original era de madera, por lo tanto se solicitó ayuda a una tornería industrial de Bahía Blanca para confeccionarlas en hierro. Una vez terminado el trabajo, el antiguo transporte fue depositado en la plazoleta que se encuentra en el acceso Oeste de la ciudad. La arquitecta Mónica Herrero, del Área Patrimonio Histórico destacó este nuevo elemento recuperado para la ciudad, y anunció los preparativos para que el carruaje desfile por Patagones el 7 de Marzo próximo.


Comentarios


“La Pichona” fue rescatada después de 30 años de olvido