La protesta de Bariloche también contra los vuelos privados

Reclamaron ayer la apertura de rutas aéreas y terrestres para todos, pero además cuestionaron la excepciones que se otorgan y por las que llegan personas de alto poder adquisitivo a la ciudad.

"Mientras llegan aviones privados con gente que tiene dinero, nosotros nos fundimos", reclamó una manifestante en Bariloche. Foto: Marcelo Martínez

"Mientras llegan aviones privados con gente que tiene dinero, nosotros nos fundimos", reclamó una manifestante en Bariloche. Foto: Marcelo Martínez

Durante el reclamo por la apertura de rutas terrestres y aéreas que ayer visibilizó el sector turístico de Bariloche, también hubo malestar por el arribo de vuelos privados discrecionales.

“Siempre estuvo la discusión acerca de si Bariloche vive o no del turismo. Hoy estamos todos acá: ¿queda alguna duda?”, gritó Omar Herrera, transportista, desde las escalinatas del Municipio de Bariloche ayer cuando se realizó la protesta para reclamar el regreso de los vuelos de cabotaje y la apertura de rutas terrestres.

Lorena Spinoza, de la agencia Natural Travel, recalcó: “El turismo es la principal industria de la que depende la ciudad. Ya tenemos los protocolos pero no los podemos aplicar. Mientras llegan aviones privados con gente que tiene dinero, nosotros nos fundimos”.  

Marcela Marzullo, una comerciante de productos regionales, también se sumó a la queja. “Pedimos la apertura de Bariloche así como ya hay aviones que van y vuelven de Miami y Europa. No entiendo por qué ir a Miami es más seguro que ir a El Bolsón o Villa La Angostura”, planteó con sarcasmo.

A unos pocos metros, Daniel Bertoni, otro comerciante, señaló: “Todo corre y pedís un préstamo y lo único que hacés es acumular deudas. A esta altura, es imposible seguir. No pedimos dádivas sino trabajar”.

Hugo Aravena, recepcionista del Hotel Monteclaro, fue uno de los tantos que se sumaron a la marcha. “Necesitamos trabajar. Trabajo desde hace muchos años y nunca viví algo parecido. Con lo que gano legalmente hoy, ya no puedo pagar mi alquiler”, contó.

Emiliano Scromeda, trabajador de la empresa Turisur, consideró que la situación es “insostenible”. “Nos preparamos para dos meses de inactividad pero esto ya no lo pueden soportar empresas chicas ni grandes”, dijo.

También estuvieron presentes los referentes de alquiladoras de autos. “Llevamos 6 meses sin facturar y es mucha plata para mantener la flota, pagar a los empleados y los impuestos. Estamos acostumbrados a las bajas, sin ingresos pero nunca tanto tiempo”, aseguró Andrea Lucanero, de la Cámara de Alquiladores de Autos.

Y agregó: “Más cuando se sabe que algo de turismo entra. Queremos reglas claras para todos: apertura para todos. Pero si es cierre, cierre para todos”.

“No es una marcha anticuarentena”

Herrera, el primer orador de la manifestación, insistió en la necesidad de no descuidar los cuidados por el virus. “Que nadie piense que es una marcha anticuarentena o política. Necesitamos señales de la gobernadora (Arabela Carreras), del presidente (Alberto Fernández) y del ministro Matías Lammens para que reactiven esta industria".

Otro de los oradores, Leonardo Marcasiano, integrante de la Cámara de Comercio de Bariloche, recordó que el 80% de los comerciantes está facturando por debajo del 50% “y no dejan de acumular deudas”. 

La presidenta de la Cámara de Turismo de Bariloche, Belén García Bertone, recalcó la necesidad de contar con “una ley de emergencia turística”. “Si bien ya se aprobó, falta reglamentar. Recae ahora en Jefatura de Gabinete. Estamos acá para visibilizar todos los sectores que están parados”, señaló.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


La protesta de Bariloche también contra los vuelos privados