La recaudación en Bariloche creció pero hay señales de alarma

El secretario de Hacienda calificó la situación financiera actual como "apremiante". Valoró que el contribuyente "ve el esfuerzo del municipio en mejorar los servicios".





Carlos Cairo (izq) y Diego Quintana (der) hablaron de obras y finanzas. (Foto: Alfredo Leiva)

Carlos Cairo (izq) y Diego Quintana (der) hablaron de obras y finanzas. (Foto: Alfredo Leiva)

El primer trimestre del año la recaudación, con el pago anual anticipado de la tasa de servicios, le permitió al municipio de Bariloche recaudar 620 millones de pesos que aunque en término nominales se percibe un incremento, decayó la cantidad de contribuyentes que adhieren al pago anual anticipado.

El secretario de Hacienda, Diego Quintana, finalmente informó los números de la recaudación del primer trimestre de 2019.

Según precisó, entre enero y marzo, la recaudación fue de 620 millones de pesos cuando en el mismo período del año pasado ascendió a 420 millones de pesos (en el número no solo se incluye el pago anual sino el resto de los conceptos que conforman los ingresos). Sin embargo la cantidad de contribuyentes que accedieron al pago anual anticipado cayó de 19.770 en 2018 a 17.357 en 2019.

“Esto tiene que ver con el contexto inflacionario y la valoración que hacen los grandes contribuyentes respecto de pagar de manera anual o mensual”, dijo Quintana quien al mismo tiempo admitió que se registró este trimestre un crecimiento de casi un 50% en la coparticipación.

En cuanto a los egresos, el municipio este año sumó un incremento de la masa salarial por un nuevo acuerdo paritario con el Soyem (que de manera neta insume 90 millones de pesos) y el subsidio extraordinario que cada mes se viene aportando a la empresa Mi Bus (llevan entregados 20 millones de pesos desde noviembre).

El funcionario no fue optimista en cuanto a la proyección anual y el crecimiento sostenido de los ingresos y definió la situación económica del municipio como “apremiante” en un contexto económico nacional incierto.

Diego Quintana, secretario de Hacienda de la municipalidad de Bariloche.

Quintana reforzó que se percibe en los contribuyentes una mayor “confianza” en el municipio y que se “revirtió la dinámica del contribuyente en cuanto a que advierte en general que el municipio hace un esfuerzo importante en retribuir en mejores servicios”.

En este sentido, Quintana valoró las obras que realiza el municipio y el compromiso de pago en término con proveedores (con una demora de 60 días desde la presentación de la facturación).

Para reforzar la premisa de la mejora de los servicios, el secretario de Obras Públicas, Carlos Cairo, detalló una serie de obras en ejecución en materia de asfalto, cloacas, pluviales y red de agua y gas, algunas con fondos del Plan Castello, otras con recursos por contribución de mejoras y otras con fondos propios pero que forman parte de un fondo fiduciario regional que está en tramitación y que se dotará de 83 millones de pesos.

También Quintana apuntó que que “muchas obras como el plan de bacheo, pavimentación y pluviales, deben entrar en el concepto de servicios” hacia el contribuyente.

En materia de obras, Quintana advirtió que las obras del fondo fiduciario como otras del gobierno nacional, no permiten la redeterminación de precios y ante la acelerada inflación, la demanda de las empresas constructoras por actualizar los costos debe ser absorbida por el municipio. “El gobierno nacional no admite redeterminar precios lo cual siempre nos pone en aprietos porque es difícil para el municipio soportar la diferencia”, señaló.


Comentarios


La recaudación en Bariloche creció pero hay señales de alarma