La sequía azota el Amazonas



Actualizado a las 20:00

SAO PAULO (AP) – El Ministerio de Salud de Brasil envió hoy casi tres toneladas de medicinas y suministros al norte del país, con la esperanza de subsanar los efectos de la sequía que ha paralizado desde hace meses varios tributarios del Amazonas, dijeron las autoridades. También se envió a la zona grupos de médicos y equipos de potabilización de aguas, indicó el ministerio en un comunicado. Se esperaba la llegada de los suministros para la mañana del sábado.

El gobierno del estado de Amazonas empezó el miércoles a entregar alimentos, agua, combustibles y medicinas por medio de helicópteros, pero todavía se carece de acceso a algunas comunidades. El agua creció en tributarios cercanos a la frontera con Colombia, pero niveles extremadamente bajos en el puerto de Santarem, 2.480 kilómetros al noroeste de Sao Paulo, continúan causando problemas en la región. Más de 30.000 familias permanecen sin transporte ni alimentos.

“Las lluvias han empezado a regresar, pero muy lentamente'', dijo Carlos Nobre, investigador del Instituto Nacional de Ciencias del Espacio. “Por lo pronto no habrá ninguna mejora visible''. El Amazonas permanece a dos metros por debajo de su promedio de 20 metros de caudal durante la temporada seca anual, dijo el capital Gerivaldo Rodrigues Tosta, de la autoridad portuaria de Santarem. Previamente esta semana, los tributarios occidentales del río, de 6.400 kilómetros de largo, comenzaron a subir de nuevo, de acuerdo con el servicio geológico en Manaus, 2.682 kilómetros al noroeste de Sao Paulo.

El nivel del agua había caído hasta 1,5 metros, muy por debajo de los 11 que suele tener, pero luego se alzó a casi tres. Podría tomar semanas antes de que el agua llegue a las ciudades más afectadas. Los niveles podrían caer nuevamente antes del inicio de la temporada de lluvias a fines de año.


Comentarios


La sequía azota el Amazonas