La silla de Parques sigue vacía en la mesa de diálogo del conflicto mapuche

La mesa de diálogo volvió a reunirse. Ratifican que buscan una salida pacífica del conflicto.



Los representantes de comunidades mapuches autoconvocadas de la región, de varias organizaciones sociales, de derechos humanos, gremiales y de las Universidades de Río Negro y del Comahue siguen apostando a la mesa de diálogo como herramienta para intervenir en el conflicto entre la comunidad Lafken Winkul Mapu y el gobierno nacional por la ocupación de tierras en Villa Mascardi.

En la mesa participa el obispo de Bariloche Juan José Chaparro y la defensora del Pueblo municipal, Beatriz Oñate. El objetivo que se trazaron es lograr un desenlace pacífico. Pero falta una pata. Parques Nacionales hasta el momento no envió ningún representante. La única representante del gobierno nacional es una funcionaria del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI).

Se destaca la ausencia de Parques Nacionales”, afirmaron en el documento que entregaron esta tarde a los medios en una llamativa conferencia de prensa, donde no aceptaron preguntas.

Te puede interesar: Amnistía Internacional pide informes por el operativo de Prefectura

“El decano del CRUB (Víctor Báez) anuncia que la postura de Parques Nacionales es no sentarse a la mesa mientras continúe la ocupación”, consignaron en el documento.

Además, solicitaron al INAI que dé garantías sobre las comunidades de la región. En el documento indican que las comunidades mapuches autoconvocadas “manifiestan que se encuentran en un proceso interno de consulta para traer a la mesa de diálogo una propuesta formal, en el marco de las leyes y reconocimientos constitucionales vigentes”. “Tomando en cuenta nuestras formas culturales de toma de decisión”, sostienen las comunidades.

Destacan que la excarcelación de Lautaro González y Fausto Jones Huala, que recuperaron la libertad el miércoles por la noche por orden del juez federal Gustavo Villanueva, “Fue un logro de la mesa de diálogo en tanto fue uno de los puntos sobre los que se consensuó peticionar al juez de la causa”, señalan en el escrito.

En el documento se indica que el obispo acompaña la propuesta de constituirse como Amicus Curiae en la causa penal que se tramita en el juzgado federal de Bariloche, que Villanueva subroga. El obispo “reafirma su voluntad de proseguir en el diálogo acordado”, puntualizó. “Asimismo destaca la importancia histórica de este momento, a los fines de comprender la totalidad del conflicto planteado”, enfatiza el documento.

Y se consigna que el INAI “destaca la importancia de este espacio de diálogo para encontrar una solución pacífica a este conflicto”. Y realza el consenso manifestado “en que las soluciones a las que se arriben sean en el marco de las leyes vigentes”.

Más información: ¿Qué dicen los mapuches que ocupan en Villa Mascardi?


Comentarios


La silla de Parques sigue vacía en la mesa de diálogo del conflicto mapuche