La Trochita, monumento histórico nacional en ruinas

INGENIERO JACOBACCI (AJ) - Mientras Servicios Ferroviarios Patagónicos (Sefepa) intenta vender el ramal de La Trochita a operadores turísticos, lo poco que queda del legendario trencito en esta ciudad se convierte en ruinas con el inexorable paso del tiempo y el accionar de vándalos que aprovechan el descuido al que están sometidas las locomotoras, vagones y dependencias para destrozar y robar cuanto elemento encuentran al paso.

Si bien todo lo que pertenece al ramal está descuidado desde hace mucho tiempo, recién en los últimos días Sefepa comenzó a ocuparse del cuidado de los bienes.

Se está trabajando en el cerramiento para el galpón de máquinas y en la iluminación de la playa ferroviaria. Tarde. Esta medida es acertada, pero tendría que haberse puesto en práctica hace ya mucho tiempo.

Es que ante el descuido al que ha sido sometida, actualmente, lo que queda de La Trochita son literalmente ruinas, a pesar de que fue declarada monumento histórico nacional, en febrero de 1999. (ver recuadro I)

Parte de la historia de esta ciudad está siendo devastada por sus propios habitantes sin que nadie haga algo para frenar el accionar vandálico que destruye y saquea sin límites algo está ubicado en el corazón de Jacobacci.

El ramal de la trocha angosta, fue construido entre los años 1920 y 1935.

Paralelamente a la construcción de los 404 kilómetros de vías que unen a Jacobacci con Esquel se fueron levantando varios pueblos ferroviarios a la vera de las vías, cuyo nacimiento lo deben al tendido férreo.

Jacobacci fue el punto principal del ramal por su conexión con el tren grande. Por su importancia, el andar de este trencito a vapor enriqueció y forjó una gran parte de la Región Sur.

Durante las seis décadas que funcionó fue un vital medio de transporte para los habitantes de la zona, cumpliendo el servicio de pasajeros y cargas.

Además se constituyó en un transporte de singular atracción, sobre todo para muchos viajeros que llegaban hasta Jacobacci en el tren grande o en cualquier otro transporte para embarcarse en un viaje de aventura, al mejor estilo de las películas de cowboys.

El legendario trencito unía Jacobacci con Esquel, dos veces a la semana, con un pasaje que la mayoría de las veces rondaba entre las 270 y 300 personas.

El cierre

Pero en diciembre de 1993 el Gobierno Nacional decidió el cierre definitivo del ramal por cuestiones económicas. En un intento por salvarlo e impedir que más de un centenar de trabajadores quedaran en la calle, el 7 de febrero de 1994, reanudó sus viajes del tramo Esquel - El Maitén como Tren Provincial de Chubut; y el 15 de mayo del mismo año se reactivó el tramo Jacobacci - El Maitén como Tren Provincial de Río Negro.

Sin embargo, pocos meses después el gobierno rionegrino cerró definitivamente el ramal, en el marco de ajuste y reestructuración de Sefepa, entregando la mayoría del material rodante (locomotoras y vagones) y repuestos a las autoridades de Chubut, quienes continúan explotándolo con fines turísticos bajo el nombre de "Viejo Expreso Patagónico".

En 1997 dos veces volvió a funcionar la trochita en territorio rionegrino. El 14 de setiembre, cuando se cumplió un nuevo aniversario de Jacobacci, el gobernador Pablo Verani, autoridades de Sefepa y del municipio local realizaron un corto viaje por los alrededores de la ciudad.

Dos meses más tarde, autoridades de Nación -ex Ferrocarriles Argentinos- y de Sefepa unieron los 100 kilómetros que existen entre Jacobacci y Río Chico para verificar el estado del ramal para sacarlo a la venta. Desde entonces el Gobierno ha intentado –hasta ahora sin éxito– ofrecerlo a operadores turísticos (ver recuadro II).

José Antonio Mellado


Comentarios


La Trochita, monumento histórico nacional en ruinas