La verdad sobre la Patagonia rebelde



Con motivo del reciente deceso del escritor Osvaldo Bayer me parece oportuna una aclaración acerca de los hechos ocurridos en la Patagonia y las versiones históricas de su libro “La Patagonia rebelde”, como del director de cine Héctor Olivera con su película de 1974. Ambos, a mi entender, dan visiones distorsionadas y alejadas de la verdad histórica. En efecto, en junio de 1920, la Patagonia era un caos. Dos rusos, Plichuk y Casachuk, y un español, Barón, al frente de bandas anarquistas asolaban los pueblos y las estancias. Otro anarquista español, Antonio Soto, en Río Gallegos, dirige las bandas que roban, incendian, cometen actos terroristas en violentas huelgas. Asesinan al obrero Nievas y crean un clima de terror en la población. Además, los obreros que se negaban a integrar la Sociedad Obrera eran amenazados de muerte y a veces asesinados. Los anarquistas asesinan a cinco policías. El presidente Yrigoyen decide enviar al teniente coronel Héctor Benigno Varela, al mando del Regimiento 10 de Caballería para restablecer el orden. Cumplida la misión, Varela con el RC 10, regresan a Buenos Aires. Una vez que se retiraron los militares, el anarquista Soto reanuda actos de vandalismo. Bandas de anarquistas y ladrones ocupan el pueblo de Piedrabuena, toman 70 rehenes a los que amenazan con fusilar, saquean almacenes, se apoderan de estancias y siembran el pánico en Santa Cruz. El territorio provincial estaba dominado por bandas armadas de más de 200 hombres. Chile amenazaba con intervenir invadiendo Santa Cruz con el pretexto de proteger a sus connacionales. El presidente Yrigoyen ordena a Varela que restablezca el orden en Santa Cruz de manera definitiva. Se cuenta que cuando Varela le pidió directivas precisas éste le contestó: “Haga lo que tenga que hacer”. Estaba todo dicho. Mientras, Soto en Paso Ibáñez había reunido más de 600 anarquistas, pero, al llegar las tropas, y en el lugar llamado La Anita, se rindió sin combatir. En enero de 1922, el orden es restablecido en toda la región gracias a la energía y la decisión del teniente coronel Varela y su regimiento, actuación que es aprobada sin objeción alguna por el presidente Yrigoyen.

Joaquín Bertrán

DNI 5.433.822

Joaquín Bertrán

DNI 5.433.822


Comentarios


La verdad sobre la Patagonia rebelde