Lamarque: denuncian al intendente por abuso sexual y maltrato laboral

Sergio Hernández fue acusado por una exempleada de darle “chirlos” en la cola y por alusiones vulgares tras recibir en su casa a un político opositor a su gestión. El jefe comunal desmintió cualquier agresión a la mujer y señaló que es parte de una campaña en su contra en el marco de las elecciones municipales.



Hernández destacó que la comuna acompañó a la mujer en una denuncia por violencia de género.

El intendente de Lamarque Sergio Hernández (FpV), fue denunciado por abuso sexual y maltrato laboral por una exempleada del municipio, en un caso de alto voltaje para la política local.

Silvia Mabel Zúñiga (47) que hasta el año pasado era coordinadora general de gobierno , acusó al mandatario de darle dos cachetazos en la cola y de acoso laboral por parte de él y otros empleados del municipio. La presentación la realizó en la comisaría de la mujer de Choele Choel e interviene la fiscalía descentralizada de esa ciudad.

Por su parte el intendente aseguró que lo denunciado nunca ocurrió , que la mujer era funcionaria política y que se trata de una operación de la oposición para desprestigiarlo en el contexto de las elecciones municipales previstas para este año.

Zuñiga señaló a través de una comunicación telefónica con “Río Negro”, que empezó a trabajar en el Ejecutivo en 2015 y que los supuestos ataques ocurrieron dentro del edificio municipal.

“Sergio pasó por el pasillo y me pegó una cachetada en la cola. Estaba otro empleado municipal presente, pero se hizo el que no vio nada”.

Silvia Mabel Zúñiga, excoordinadora general del gobierno municipal.

Según denunció, la situación de violencia se inició luego de que recibió en su casa a un reconocido político de la ciudad que “tiene intenciones de ser candidato en las elecciones a intendente”.

A partir de ahí “comenzaron las presiones por las elecciones y Sergio una vez pasó por el pasillo y me pegó una cachetada en la cola. En ese momento estaba otro empleado municipal presente, pero se hizo el que no vio nada”, dijo la mujer. El segundo abuso habría ocurrido a principios de septiembre en un pasillo donde está el sector de Bromatología, “hay una media ventana donde uno se puede asomar. Cuando estaba apoyada hablando con uno de los chicos, el intendente pasó y me pegó un chirlo”, señaló.

Zúñiga manifestó que en varias oportunidades empleados del municipio le realizaron comentarios obscenos describiendo situaciones sexuales delante de Hernández y que “todos festejaban, incluso el intendente, que nunca les dijo que se ubicaran”. La ex funcionaria sostuvo que no es la única víctima. “Hay un montón de chicas atrás que tienen miedo”.

La mujer mencionó que el 29 de septiembre del año pasado entregó un certificado psicológico tras una situación de violencia que vivió con su pareja y dejó de trabajar y el 21 de diciembre “me llega una resolución donde me despidieron del municipio”. “Fui golpeada por mi pareja y presenté certificado psicológico porque no podía trabajar más”, explicó.

Zúñiga contó que las organizaciones feministas del movimiento “Ni una menos” la acompañan y han realizado publicaciones en las redes sociales, denunciando su caso. “Es difícil, lo primero que dicen es porque no denunciaste antes pero es muy complicado decirle al poder: no me toques”, finalizó indignada.

Para el intendente es una operación política

Hernández aseguró que la denuncia de abuso de Zuñiga es una operación política porque “estamos en año de elecciones municipales y estoy habilitado nuevamente para ser candidato a intendente este año”.

Apuntó como responsables a “algunos personajes de la oposición y que responden a una interna del Partido Justicialista”.

“Nos enteramos de la denuncia por la presentación de “Ni una menos” en el Concejo Deliberante. La denuncia arranca en el Ministerio de Trabajo y luego se deriva en la fiscalía”, señaló.

El mandatario informó que no tienen “una notificación oficial de la Justicia. El miércoles pasado nos pusimos a disposición de la Justicia, negando todo esto y presentando pruebas de que es una operación política”.

P. ¿Le dio una chachetada en la cola como denunció Zuñiga?

R. No, eso es imposible, es falso. No ha ocurrido así. Tampoco me consta de las cuestiones que habla de los compañeros de trabajo. Delante mío nunca escuché un comentario como dice ella.

El jefe comunal enfatizó que hace 12 años que está en el gobierno municipal y “no tenemos ni una denuncia ni por malversación de fondos”.

Según Hernández en octubre pasado se produjo una situación de violencia en la pareja de Zuñiga. “El municipio la acompañó y ella realizó una denuncia (en el marco de la ley de violencia familiar) 3040”.

El mandatario dijo que le dieron un certificado médico y que llevaron a Zuñiga “a otra ciudad donde tenía una hija estudiando para sacarla del seno de la familia”. “A los 20 días rompió comunicación con la gente del municipio que la estaba acompañando y volvió con su pareja. A partir de ahí no fue más a trabajar y presentó certificados”.

El 20 de diciembre a través de una resolución “decidí apartarla del cargo porque entendimos que el hecho de que ella trabajara en el municipio le estaba generando inconvenientes que estaban demostrados en la denuncia”.

Según Hernández luego de esto Zuñiga reclamó una indemnización “que no le corresponde porque era funcionaria política” y luego comenzó una operación política “por diferentes actores de la localidad que lamentablemente aprovechan la situación de esta mujer”.


Temas

Abuso Lamarque

Comentarios


Lamarque: denuncian al intendente por abuso sexual y maltrato laboral