Las colectoras dejaron más perdedores que ganadores en el MPN

Solo una de las 14 colectoras que acompañaron a Mariano Gaido consiguió ingresar al Deliberante. Otras fuerzas con mayor trayectoria se quedaron afuera del legislativo.



Hizo la pole. El joven piloto tuvo un exitoso debut político al ser electo en la primera campaña electoral de la que participó. Foto: Florencia Salto

Hizo la pole. El joven piloto tuvo un exitoso debut político al ser electo en la primera campaña electoral de la que participó. Foto: Florencia Salto

El sistema de colectoras para la elección neuquina funcionó para que el MPN recuperase el bastión de la intendencia capitalina después de 20 años, pero la dispersión del voto ganador impactó con ganadores y perdedores de las alianzas.

Ya se publicó que el MPN no logró mayoría a pesar de los 9 puntos de diferencia con el candidato del PRO, Marcelo Bermúdez. Cambiemos seguirá, en el Concejo Deliberante, con sus 7 votos -a partir de diciembre opositores- y el MPN con una bancada de 6, uno de ellos cabeza de la única colectora que accedió al cuerpo: Camilo Echevarría.

Según Bermúdez, el altísimo porcentaje que llegó al 39 % significó que “funcionó el aparato”, porque en su opinión, el gobernador Omar Gutiérrez logró mantener en la capital el voto que colectó en la provincial de marzo.

Pero hubo 15 listas que llevaron a Gaido al sillón comunal, mientras que el MPN, como partido, sumó 19.582 sufragios. En 2017 (anterior elección de concejales) había alcanzado más de 35.900.

“Para ganar la intendencia la estrategia fue muy buena. Habrá gente del MPN que sentirá que los debilita, pero el apoyo de las colectoras generó más equipos de trabajo y se logró que Mariano (Gaido) fuera intendente”, dijo Echevarría.

El concejal electo analizó que el sistema de colectoras “fue una buena estrategia, porque el intendente que estará en el municipio, a partir de diciembre, va a ser del MPN”.

Desde otra perspectiva, el concejal Francisco Baggio (UNE), con una elección que le impidió retener la banca en el Concejo, dijo estar convencido que “aportamos a un gran triunfo. Como UNE no logramos conservar la banca pero sacamos al macrismo de la intendencia y seguimos siendo parte del frente político Neuquén puede Mas”.

UNE logró en 2017 un caudal de más de 7.000 votos, mientras que en esta campaña alcanzó a los 6.000. “Hubo dispersión de votos, pero las colectoras fuimos las artífices de sacar al macrismo de la ciudad”, insistió.

Excepto la de Echevarría , no hubo otra colectora que accediera al Deliberante, pese a que en conjunto lograron la friolera de unos 48.200 votos.

El FIT y el Frente de Todos duplicaron su representación en el Concejo por cantidad de votos (con menos votos que en 2017) y gracias a que los oficialismos no lograron sumar más bancas de las que pusieron en juego.

La pérdida de las dos del UNE -Frente Neuquino y de Libres del Sur, que llegó por un frente macrista, fue capitalizado por el sobischismo, el kirchnerismo y la Izquierda. En 2017 Libres tuvo 10.976 votos y como espejo de Bermúdez, accedió con 6.576 votos en 2019.

Las dos nuevas caras que tendrá el Concejo

“Camilo trabajó muchísimo, con humildad y va a ser un gran aporte para el Concejo Deliberante”, dijo ayer Mariano Gaido al destacar la importancia de la inclusión de un extrapartidario en el bloque emepenista en el Concejo.

Una representación inexistente en el cuerpo era la del sobischismo, que logró colocar con 14.900 votos un bloque unipersonal en el Deliberante con la asunción en diciembre de Nadia Márquez.

“Una de las prioridades será impulsar el tema de viviendas, con el poyecto que presentamos del Instituto Municipal”, dijo la concejal electa Márquez en referencia al proyecto que presentó en mayo el ex gobernador Jorge Sobisch, cuando anunció su candidatura a la intendencia.

La concejal electa dijo que la banca en el Concejo sumará al espacio de Sobisch , también con representación legislativa.


Comentarios


Las colectoras dejaron más perdedores que ganadores en el MPN