Kit playero. Sombrilla, reposera, salvavidas y carpa en playa Bonita. (Foto: Patricio Rodriguez)
Voy

Las espectaculares playas del lago Lolog, las más elegidas de San Martín de los Andes

Los residentes las eligen. Paisajes inolvidables, cercanía a la ciudad, deportes náuticos y aguas cálidas, con la chance de entrar unos 300 metros sin que pase de la cintura; algunas de las razones.

Las playas del lago Lolog están entre las más elegidas por los residentes de San Martín de los Andes: muchos terminan de trabajar alrededor de las 17 y llegan tras una media hora de auto, con la ventaja de saber que tendrán sol pleno hasta las 20.30.

Claro que no es lo único. Entre otras cualidades, valoran que el agua está cálida en estos días y que en La Herradura o Bonita podés meterte unos 300 metros y el agua llega a la cintura: ideal para los grupos con chicos.

Por la tarde y los fines de semana explotan de gente, aunque también hay buen nivel de visitantes: San Martín tuvo el 75% de sus camas ocupadas en la primera quincena de febrero, aunque el nivel de gastos tiende a no ser tan alto como el de ocupación.


Para ir al lago Lolog hay que tomar la Ruta Nacional 62 y hacer unos 12 kilómetros. La primera mitad, hasta la entrada a laguna Rosales, está asfaltada. Y en la segunda, hasta el camino viejo están preparando el ripio para la pavimentación: circulá con cuidado porque hay máquinas en pleno trabajo.

Cuando llegás a la bifurcación después de una recta de unos tres km, podés elegir ir a la popular Playa Bonita (a la izquierda) elegida por sus bajas aguas y pleno sol, ideal para familias que buscan la seguridad de los niños, ya que además cuenta con servicio de guardavidas.

Algunos números

75%
fue el promedio de ocupación en San Martín de los Andes durante la primera quincena de febrero.
28
pesos cuesta el boleto de colectivo para llegar desde la Terminal San Martín. Hay dos frecuencias: a las 11 y a las 16; y llega hasta 200 metros antes del puente sobre el río Quilquihue.


Podés internarte en el lago unos 300 metros sin que el agua supere la cintura en el caso de los chicos, por arriba de la rodilla en el caso de los adultos. El fondo es arenoso y la temperatura del lago es cálida en estos días. Es la preferida de los adolescentes.

Si continuás y tomás el camino de la derecha, llegas al puente del río Quilquihue y luego a la izquierda, a unos 500 metros se abre el lago Lolog, con la también popular Playa de la Herradura, en donde hay un food track y baños químicos. Como en el caso anterior, podés meterme en el lago unos 300 metros con el agua a un nivel bajo. En ambas playas muchos bucean sin traje y pueden estar una hora en el agua sin sentir frío. Pocos metros después encontrás un parador con fogones y baños para pasar el día.


Unos kilómetros más adelante están las playas de los Cipreses con bajada de lanchas (no oficial), y gran espacio para tomar sol y caminar plácidamente.

Por lo general, suele haber mucha gente durante todo el día en playa Bonita y en las otras se incrementa la presencia de visitantes después de las 17 horas, cuando muchos terminan de trabajar en San Martín.

El Lolog tiene otra particularidad: sus costas pertenecen a dos departamentos: el Lacar (San Martín de los Andes) llega hasta el río Quiquihue. Del otro lado ya es el departamento Huiliche (Junin de los Andes). Del lado sarmantinense hay un pequeño poblado con servicios como luz y agua. Allí alquilan kayaks y venden licuados, hamburguesas y helados en una casa que fue reconvertida en parador.

Autor: Patricio Rodríguez
(prodriguez@rionegro.com.ar)


Comentarios


Más Especiales

Las espectaculares playas del lago Lolog, las más elegidas de San Martín de los Andes