Las exportaciones regionales de jugos saltaron más del 80%

El crecimiento se dio por una mayor demanda del mercado norteamericano. Los precios siguen planos y los costos de producción en alza.



San Antonio Este recibe la mayor cantidad de jugos para exportar.

Las exportaciones regionales de jugos concentrados por el puerto de San Antonio alcanzaron, en este primer cuatrimestre del año, las 14.320 toneladas (volumen equivalente a cerca de 8.900 pallets). La cifra refleja un salto del orden del 80% en relación al mismo período del año pasado.

Los datos, dados a conocer por la terminal portuaria Patagonia Norte (TPPN), reflejan asimismo que del total de estos embarques alrededor del 45% corresponden a concentrados de manzana y el restante 55% a jugos de peras.

Este importante salto en el comercio exterior se argumenta por la mayor demanda de los importadores norteamericanos por este tipo de producto, mercado que en la actualidad compra la casi totalidad (99%) de la oferta exportable del Valle de Río Negro y Neuquén.

Hasta la fecha partieron desde el puerto de San Antonio Este (SAE) tres barcos cargados con concentrados de la región. El último, el Ice Grace, salió el 29 del mes pasado con cerca de 10.000 toneladas jugos de manzana y pera rumbo a los Estados Unidos. La salida por SAE representa cerca del 85% del total exportado para este tipo de producto.

Pero no todo lo que brilla es oro. Si bien es muy importante que las empresas regionales aumenten sus niveles de exportaciones en este momento tan complejo de la economía -ya que les permite disminuir sus costos financieros- la crisis que arrastra la industria juguera se mantiene sin grandes modificaciones. Esto que da plasmado en que sólo hoy existen dos grandes exportadoras en el mercado (Jugos SA y Natural Juice) cuando hace algo más de una década el sector era manejado por una docena de empresas.

Los costos continúan creciendo en forma sensible y, al ser una actividad netamente exportadora, el anclaje del dólar como estrategia del Gobierno para contener la inflación, afecta sensiblemente los ingresos en la industria.

Según fuentes ligadas al sector privado para este año se prevén industrializar, en nuestra región, alrededor de 250.000 toneladas de peras y manzanas, siendo la mayor parte de ellas orientadas a la elaboración de concentrados. Uno de los problemas con los que se encuentran los empresarios en la presente temporada es el aumento que sufrió la materia prima (manzana y pera para industria) que, en algunos casos, se triplicó en relación a los valores consignados durante el año anterior.

Anualmente el sector exportó -en promedio- por algo más de 60 millones de dólares y absorbe una media del 35% de la cosecha de frutas que no es destinada al mercado en fresco. En mejores épocas, como fue a mediados de la década de 2010, llegaron a ingresar divisas al país por este tipo de exportaciones más de 120 millones de dólares por año. Pero la crisis del sistema frutícola impidió mantener estos niveles de ventas.

China, un gran y complicado jugador del mercado

El mercado internacional de concentrados de peras y manzanas es hoy manejado, en gran parte, por China. Durante la temporada 2019/2020 el gigante asiático proceso 3,7 millones de toneladas de peras y manzanas para concentrados (casi cuatro veces la cosecha completa anual del Valle de Río Negro y Neuquén) y abastece el 74% de las importaciones norteamericanas, el gran comprador del globo. El resto llega a Estados Unidos desde Chile, Argentina y países europeos.

Los problemas políticos que enfrentan a Trump con Xi Jinping terminaron afectar el flujo comercial de este tipo de producto. La oferta de jugo chino cayó y los importadores norteamericanos abrieron su demanda hacia el resto de los productores que tradicionalmente abastece este mercado. Argentina estaba entre este lote de países.  

Solo el 6% de las importaciones de Estados Unidos llegan del Valle de Río Negro,

Pero los cambios en el mercado son realmente significativos. China durante la temporada 2018/2019 tuvo una caída de su producción de manzana en torno al 20%, valor que representa unos 10 millones de toneladas menos. Ese año se destinó a la industria algo más de 2,5 millones de toneladas de manzanas. Durante la temporada 2019/2020 la producción volvió a sus históricos con una producción creciendo 11 millones de toneladas. Sin embargo, para la industria sólo se destinaron 2 millones de toneladas. Es decir, un 20% menos que la temporada anterior.

Para la temporada que se avecina (2020/2021 del hemisferio norte), clave para el desarrollo del mercado de concentrado del segundo semestre de este año, se esperan algunas mermas en el gigante asiático y grandes proveedores de Europa. Un dato alentador.

Datos clave

6%
es la participación que tiene la oferta del jugo de pomáceas argentino en las importaciones del mercado norteamericano.
60%
son los millones de dólares que exporta, en promedio, la actividad regional con este tipo de producto.

Comentarios


Las exportaciones regionales de jugos saltaron más del 80%