Faltan productos en las góndolas de Neuquén y Río Negro

Hay faltante en artículos básicos como aceite, arroz, harina, conservas y algunos lácteos. Cuesta conseguir los "Precios Cuidados". ¿Desabastecimiento o especulación?


Alcanza con recorrer cualquier supermercado de la región para observar un problema que se repite en todas las ciudades: muchas góndolas están a medio llenar porque faltan productos de primera necesidad y desapareció la variedad de marcas.

Aceite, yerbas, arroz, harinas, conservas, aderezos y algunos lácteos son los alimentos que más escasean. Pero también hay faltantes en limpieza y en frutas y verduras, como sucede en Bariloche.

¿Cuáles son las causas de que las góndolas estén raleadas? Las explicaciones son diversas y varían según el lugar que se ocupa en la cadena.

Los consumidores apuntan a la “especulación” y a las diferencias entre el Gobierno y las empresas de alimentos por el relanzamiento del programa “Precios Cuidados”, que fija precios de oferta y ahora sumó el doble de productos.

Los supermercadistas dicen que no están guardando nada, que respetan los topes de precios que establece Nación y le apuntan a las compañías líderes porque les entregan entre el 30% y 40% de lo que les corresponde.

Aceite, el producto que más escasea. “ Faltan marcas en distintas medidas y calidad, en especial las líderes, aunque desde hace poco se nota con las de segundo orden”, dijo Omar Alegría, supermercadista de Bariloche. En el caso del de girasol -el más demandado- no se consigue fácilmente; cada vez hay más productos de mezcla

“Esto es una cadena, las fábricas no envían a las distribuidoras. Ahí se termina el stock y dejan de mandarle a los supermercados”, resumió Omar Alegría, referente de los pequeños y medianos supermercados de Bariloche.

Hace 12 días el Gobierno nacional anunció el lanzamiento de Precios Cuidados 2021. La nueva versión del programa suma 260 productos y duplica la cantidad total con respecto a la edición anterior, pero la mayoría de ellos no se consiguen. Y si llegan, se discontinúan las entregas.

“La gente se fija más en los descuentos porque el salario no le rinde. Vienen en busca de los “Precios Cuidados”, lo primero que se acaba. Ya nos pasó también con la carne barata para las fiestas”, explicó un repositor de un centro mayorista de Roca.

Controles en Río Negro

Ante esta situación, el gobierno rionegrino informó que aplicarán fuertes controles en los próximos días a través de Comercio Interior, que es la autoridad de aplicación de la Ley de Abastecimiento.

De acuerdo al relevamiento que realizó Río Negro en los súper de Neuquén, Roca, Bariloche, Cipolletti y Viedma, el aceite de cocina es el principal producto que falta, cuesta encontrar marcas líderes y hay mucho “aceite mezcla”. Las variaciones de precios son llamativas. Van desde los 90 a los 180$ la botella de 900 cc .

“No es que no tengamos ningún aceite. Antes eran diez marcas, hoy tenemos tres”, aclaró Eduardo Del Prete, gerente regional de La Anónima.

Lo mismo ocurre con los lácteos y quesos.

Lácteos, leche, manteca y crema son los "Precios Cuidados" que más se buscan. En postres hay más variedad. Foto: Pablo Leguizamon

Ante la crisis tienen más presencia las marcas propias de las grandes cadenas. A veces, para cubrir las góndolas vacías, se apela a ubicar muchos paquetes de rollos de papel cocina.

En un supermercado de Roca, ubicado al norte del canal grande, no se conseguía a inicios de semana ningún producto de la línea Quilmes.

En el caso de Viedma, los supermercadistas creen que la situación se normalizará en los próximos días porque enero “siempre tiene caídas en las entregas”. Dicen que las existencias rondan el 70%. Sí los sorprendió lo que pasa con la yerba y el aceite. No habían visto antes el nivel de bajas. Coinciden en que enero se trata de un mes tranquilo en venta de alimentos, con una merma que ronda el 10% frente a diciembre que siempre es bueno.

Creen que las “expectativas conservadoras” que impone la pandemia reaparecieron luego de las fiestas de fin de año.

En todos los pasillos de productos no perecederos de los supermercados neuquinos se ve parte de las estanterías vacías o espacios repletos de productos iguales, para rellenar.

Mucha harina de la misma marca, para rellenar la góndola, y el último paquete de Polenta. Foto: Yamil Regules.

Del Prete señaló que es habitual que en el verano haya faltantes pero aclaró que ahora es un poco más grave. “No sabemos los motivos, pero a veces pasa que en enero por vacaciones en la empresas, en las fábricas, tenemos menos surtido. Esta vez fue un poco más pronunciado”, sostuvo.

Desde La Cooperativa Obrera explicaron que faltan marcas y también variedad en los tamaños de los productos, sobre todo los envases más grandes.

La merma es igual en primeras o segundas marcas.

Un comerciante cipoleño dijo que es normal el desabastecimiento en un contexto de pandemia, porque se alteraron las cadenas de fabricación, insumos, y producción de materias primas. “Con la cuarentena extra larga y la gente encerrada, las fábricas no dieron abasto por la alta demanda y las bajas de personal por contagios Covid”. explicó

Un caso llamativo se da en Bariloche. Hay frutas importadas que escasean en las verdulerías y almacenes. Las bananas, paltas y limones, que en esta época provienen de Chile, son parte de los alimentos que faltan o muestran fuertes incrementos en los precios.


Las causas del faltante


Espacios sin cubrir. Desde los súper confían en que en febrero se reacomodará el abastecimiento.

El efecto pandemia que obligó a la industria alimenticia a producir con menor personal para evitar contagios y a menor volumen; las licencias por vacaciones en enero; la mayor demanda estival; problemas de reabastecimiento tras las fiestas de fin de año.

La lista enumera algunas de las razones que brindaron desde los supermercados para explicar la falta de productos.

La gente se fija más en los descuentos porque el salario no le rinde. Viene en busca de los “Precios Cuidados”, los productos que primero se acaban".

Raúl, repositor de un supermercado de Roca.

Eduardo Del Prete, gerente regional de La Anónima, consideró “habitual” que en verano haya faltantes, pero aclaró que esta vez la situación es un poco más grave. “A veces pasa por las vacaciones del personal en las fábricas.

Cristian Navarro, supervisor en el Alto Valle de La Cooperativa Obrera, apuntó a las complicaciones que generó la pandemia. “Las empresas están haciendo un esfuerzo importante por cumplir pero está complicado”, indicó. “Tienen que licenciar gente, entonces falta producción, y golpea en enero, cuando los supermercados deben reabastecerse” sostuvo.

Ambos descartaron maniobras especulativas. Del Prete aclaró que “toda la mercadería que viene está a la venta”. Y Navarro confió que “las empresas no tienen para almacenar, no hay mercadería en los depósitos. Todo se coloca en el día”.

Otras fuentes del sector supermercadista advirtieron que algunas compañías líderes entregan “entre el 30 y el 40% de lo que corresponde.

Desde la coordinadora de industria de alimentos, Copal, se indicó que en los acuerdos de “Precios Cuidados” hay “volúmenes comprometidos” que las fábricas destinan sola a las grandes cadenas.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Faltan productos en las góndolas de Neuquén y Río Negro