Las importaciones de gas costarán más que las inversiones en Vaca Muerta

Tan solo en este invierno se destinarían hasta 3500 millones de dólares a la compra de gas y gasoil. Ese monto es prácticamente idéntico a las inversiones que la formación shale esperaba recibir en todo el año, pero que podría verse alterado por los piquetes. Se esperan cortes de suministro a industrias.




Las inversiones en Vaca Muerta se ven limitadas también por la macroeconomía y el cepo cambiario,

Las inversiones en Vaca Muerta se ven limitadas también por la macroeconomía y el cepo cambiario,

En materia energética no está mal que un país que produce gas natural tenga que importar un cupo extra ante una demanda focalizada como es la del crudo invierno del sur el continente. Pero esa relación depende de que exista un balance, un equilibrio entre las importaciones y las exportaciones que deje un saldo positivo o al menos neutro para un país, en especial si se trata de Argentina en donde además la crisis macroeconómica marca el día a día.

La actual crisis de Vaca Muerta, en donde durante 22 días hubo decenas de cortes de rutas que impidieron los trabajos en la mayoría de las áreas productivas de gas, tendrá un impacto negativo y hará que ese balance que ya venía complicado se incline hacia el lado de las pérdidas para el país.

De acuerdo al director de la consultora G&G Energy Consultants, Daniel Gerold, solo durante este invierno las necesidades de importación de gas y gasoil del país llegarán a los 3500 millones de dólares.

“Creo que vamos a estar en el orden de los 3000 a 3500 millones de dólares de punta a punta de este invierno, abril a septiembre, en importaciones adicionales”, aseguró el especialista en diálogo con el programa radial Cosechas y Negocios.

Por los piquetes en Vaca Muerta, en donde se trabajaba a toda máquina para llegar con una mayor producción de gas para este invierno, no permitirán que se alcancen esas metas, y esa menor producción nacional deberá ser compensada con más importaciones de gas natural licuado (GNL) y de gasoil.

Las compras de GNL importado se dispararon y superarán los 1.000 millones de dólares.

Puntualmente, para este mes el titular de G&G Consultants estimó que sobre una producción adicional que buscaba tener el Plan Gas Ar de 12 millones de metros cúbico “en mayo no van a haber 8 millones de los 12 que esperaba que hubiera, y en junio 4 de esos 12 millones de metros cúbicos”.

Esa menor producción nacional se suma además a otra pérdida vinculada a la parálisis que es una menor generación de 10.000 barriles que se podrían haber destinado a exportaciones.

En números

8 millones
de metros cúbicos por día será la menor producción de gas de este mes.

“Estos cortes tan simultáneos afectaron poco la producción actual con cierres de producción, estimo en el 8% la producción actual de gas, pero sobre todo afectaron la producción que iba a ingresar en mayo y junio, ese ingreso queda demorado entre 30 y 45 días y por eso entre el mayor volumen de gasoil a importar y las menores exportaciones de petróleo que se podrían haber dado suman unos 300 millones de dólares”, detalló.

Este mayor costo imprevisto es el que elevará, según Gerold, el nivel de importaciones de este invierno hasta los 3.500 millones de dólares, prácticamente el mismo valor que las empresas productoras de hidrocarburos se habían comprometido a invertir en Vaca Muerta durante este año.

Las inversiones en Vaca Muerta

De acuerdo a los registros del ministerio de Energía de Neuquén, en este 2021 las petroleras presentaron planes de trabajo por 3.800 millones de dólares, un valor que si bien es mucho más alto que el del año pasado -deprimido por la pandemia- está aún lejos de los 4500 millones de dólares inyectados en 2019 y de los 6.000 millones de dólares que se estima que necesita la formación alcance su potencial.

De ese total, la mayor parte estará destinado al desarrollo de petróleo que arrastraba tres meses consecutivos en valores récord, aunque por el impulso del Plan Gas Ar que lanzó el gobierno en diciembre también se incrementó el cúmulo de inversiones para el segmento del gas.

Pero nuevamente el bloqueo a las rutas y caminos del corazón de Vaca Muerta podría trastocar también esas inversiones previstas, ya que solo en estos 22 días de bloqueos se estima que el ecosistema de empresas del sector perdió otros 200 millones de dólares.

Si bien varias de las empresas consultadas por Energía On confirmaron que esperan poder mantener su nivel de inversión en este año en Vaca Muerta, algunas firmas reconocieron que podrían tener problemas para completar los trabajos previstos en el año por la demora que generaron los cortes, mientras que son pocas las que indicaron que ante las pérdidas registradas por los bloqueos podrían reducir levemente sus inversiones y tener a la vez una menor producción de lo que esperaban ya que debieron hacer frente a un stand by millonario en el que no se pudo trabajar para mejorar la generación.

No alcanza el presupuesto nacional

A principios de año la secretaría de Energía de la Nación elaboró un informe técnico sobre las necesidades de gas, en el cual advirtió que se estima que serían necesarios unos 110.586 millones de pesos para pagar tanto las importaciones como los incentivos del Plan Gas Ar y la Resolución 46 para abastecer tan solo a la demanda prioritaria del país.

Ya en febrero se señaló que Energía no contaba con los fondos suficientes para hacer frente a ese costo del gas, y que faltarían nada menos que 36.736 millones de pesos, es decir 367 millones de dólares al valor oficial.

Pero claramente ese escenario cambió con los bloqueos de Vaca Muerta, como se vio esta semana con la nota que desde Integración Energética Argentina (Ieasa), la ex Enarsa se envió al ministerio de Economía para hacer frente a una boleta mensual de nada menos que 30.464 millones de pesos, es decir 304 millones de dólares en apenas un mes.

La semana pasada Cammesa tenía que pagar un saldo del 15% de generación eléctrica y no se pudo pagar porque llegó una carga de gasoil y no tenían más plata”.

Daniel Gerold, Director G&G Energy Consultants.

Ieasa opera por orden de la secretaría de Energía y hasta la fecha ya licitó la importación de 47 cargamentos de GNL que si bien no alcanzarán a cubrir la demanda de este invierno rozan los 800 millones de dólares, y llevarán a más de 1.000 millones de dólares el total que se requerirán para este año.

Otra de las vías de importación es Bolivia, desde donde se espera que el costo total llegue a los 822 millones de dólares.

En tanto que mientras el segundo buque regasificador completa su viaje desde Israel y llegará al país el próximo miércoles 26, desde la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista (Cammesa) es incrementaron las importaciones de gasoil para la generación, que solo entre marzo, abril y la primera quincena de este mes ya llegan a los 260 millones de dólares.

Con las primeras heladas y nevadas ya registradas, la balanza del sector parece signada a engrosar los dólares que fluyen del país, con el agravante de que, pese a ello, igual habrá cortes de suministros en las industrias en este invierno.


SUSCRIBITE AL NEWSLETTER ENERGÍAON
Todos los martes a las 8 con información de la industria energética.

Comentarios


Las importaciones de gas costarán más que las inversiones en Vaca Muerta