Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Las propuestas de los candidatos para el desarrollo de Vaca Muerta

Uno por uno, repasaron con “Río Negro” su mirada sobre la extracción y cómo piensan mejorar en caso de ganar.



#

El desarrollo de los pozos no convencionales en Vaca Muerta.(Foto: Archivo )

Vaca Muerta es uno de los ejes que los candidatos profundizan, rumbo a las elecciones para la gobernación de Neuquén.

Los postulantes de la oposición elaboran sus iniciativas en función de las críticas que le formulan a la administración actual, mientras el gobernador y candidato a la reelección, Omar Gutiérrez, saca brillo a lo que considera logros de la gestión.

Cuando el horizonte petrolero era de tan solo 10 años, supimos poner en valor el segundo mayor yacimiento de hidrocarburos no convencional de todo el planeta. Contra la opinión de los que hoy son candidatos a gobernador por otras fuerzas políticas, avanzamos en el desarrollo de Vaca Muerta. Esto significó para Neuquén más de 100 años de futuro, crecimiento y desarrollo. Este gran impulso produjo la generación de trabajo genuino y de calidad para miles y miles de neuquinos que directa o indirectamente se vinculan con lo que es hoy el pulmón energético y principal polo industrial de la Argentina.

Esto nos brindó un protagonismo en el mundo, y favoreció a que nuestra provincia recibiera el más importante caudal de inversiones realizadas en el país en los últimos años.

Hoy tan sólo hemos puesto en desarrollo el 5% del potencial de Vaca Muerta. Y si seguimos por este camino rápidamente vamos a ver cómo vamos a ir expandiendo su desarrollo generando más trabajo y empleo de calidad.

En este proceso, tal como lo hicimos hasta ahora, nuestro principal compromiso es la sustentabilidad y el medio ambiente. Somos inflexibles, los que son parte de Vaca Muerta deben cumplir con prácticas de excelencia para preservar nuestra tierra. No admitiremos daños.

También seguiremos priorizando a los neuquinos, garantizando que sean los primeros en acceder a las oportunidades laborales que abre Vaca Muerta. Seguiremos trabajando juntos: sindicatos, empresas y Gobierno para establecer las reglas de acceso prioritario. Asimismo, apostamos fuertemente a la capacitación y la educación técnica para que nuestros jóvenes sean también los primeros.

Y como venimos haciendo, reforzaremos el protagonismo de nuestras Pymes locales en el desarrollo de Vaca Muerta, a través del cluster de Vaca Muerta, el Centro Pyme y otros espacios.

Esto fue y será posible, únicamente porque Neuquén sostuvo y sostiene su libertad e independencia a la hora de decidir los intereses de la provincia y de cada neuquino. Y porque a la hora de defender nuestros recursos estamos todos juntos. Esa es nuestra verdadera fuerza. Neuquén para los neuquinos.

El optimismo, sin embargo, no fue del todo compartido por el resto de las fuerzas políticas. El candidato de Unidad Ciudadana Frente Neuquino, Ramón Rioseco, cuestionó del modelo actual los escasos controles sobre el ambiente y pidió supervisar “que las áreas otorgadas en concesión a 25 o 35 años cumplan con lo comprometido, porque hay muchas empresas que mantienen áreas ociosas, explotadas al 80% pero cotizando en Bolsa”.

El cutralquense definió que un eventual gobierno de la alianza que encabeza respetará “todos los convenios firmados, pero ellos van a tener que cumplir también su parte: explotar racionalmente los recursos e invertir”.

Vamos a mejorar Vaca Muerta, las empresas van a tener oportunidades y seguridad jurídica. Lo que tienen que hacer es empezar a perforar y con eso vamos a ser muy amigos”, planteó. La principal propuesta de la fuerza es promover la industrialización del gas y petróleo en origen.

También Horacio Quiroga, postulante por Cambiemos, analizó que el cuidado ambiental “hoy presenta flancos débiles como quedó demostrado en el derrame en Bandurria Sur” y en las “dudas” que persisten con el uso de las mantas oleofílicas. Al igual que el candidato del peronismo, sostuvo que hoy “se concesionan áreas y se permite que las operadoras hagan un negocio inmobiliario porque no las ponen a producir inmediatamente”.

La principal propuesta del sector cambiemita será tomar como elemento de preferencia a la hora de licitar áreas el porcentaje de regalías ofrecido. “Mientras más regalías ofrece la empresa, más posibilidades de quedarse con el área, otorgando también beneficios a las operadoras que garanticen las mayores inversiones en la menor cantidad de tiempo”, indicó.

Quienes focalizaron sobre los recursos económicos que deja la actividad fueron Alejandro Vidal, el candidato de Iguales, y Mercedes Lamarca, postulante por Libres del Sur. En 11 meses del 2018, los ingresos por regalías hidrocarburíferas alcanzaron los 20.884 millones de pesos y tuvieron un salto del 130% respecto del año anterior.

“Yo presenté en dos oportunidades un proyecto de ley para crear un fondo anticíclico porque creo que esos recursos deben ser blindados. Una parte debe ir a ahorro y a la compensación de desequilibrios cuando baja el precio del crudo o el tipo de cambio y otra parte debe ser para obras de infraestructura y diversificación productiva”, planteó Vidal.

El candidato de Iguales evaluó que todas las fuerzas deben manifestar su diagnóstico sobre la actividad y que, “quien gane el 10 de marzo debe convocar a todos para generar un plan a mediano y largo plazo”. “Debe haber reglas claras de Nación en cuanto a precios e impuestos y las empresas deben invertir más. Demasiado se están llevando con lo poco que están haciendo”, sostuvo.

Lamarca criticó que la provincia “se dedica sólo a recaudar y malgastar las abultadas cifras de dinero que ingresan por la actividad hidrocarburífera” y que “todo se vuelca a gastos corrientes”.

“Creemos que ese dinero debe ser destinado a inversiones que puedan garantizar la diversidad de la matriz productiva, de modo que permita la continuidad económica una vez agotados los recursos fósiles o cuando, por vaivenes de la economía internacional, se encuentren los hidrocarburos sin valor de mercado”, planteó. Dijo que la propuesta de Libres es crear un ministerio de Ambiente “para participar activamente del monitoreo de la actividad”.

Esa misma iniciativa impulsa el candidato del Frente Social por la Dignidad, Sergio Rodríguez, quien evaluó que es necesaria esa estructura para tener mayores herramientas de control. “Los últimos derrames implican que no se han hecho los controles preventivos para evitarlos”, aseguró.

Planteó además que los recursos generados por Vaca Muerta “no deberían ir a gastos corrientes, sino a la reindustrialización de la provincia y a la reconversión de la matriz productiva”. “Lo mejor que podría pasarnos es la industrialización en el lugar del gas y el petróleo, en lugar de poner caños a Bahía Blanca o a Chile para que se vaya a otro lado”, manifestó.

El candidato de la Democracia Cristiana, Jorge Sobisch, fue otro de los que pidió revisar si las empresas “cumplieron con las metas de inversión comprometidas” y cargó contra “un Estado ausente”. “Las empresas hacen lo que quieren respecto de cuánto producir y cómo producir, pero lo peor es que no hay gestión ambiental como resultado de un gobierno que no ejerce el control que corresponde”, advirtió.

El exgobernador dijo que su propuesta apuntaría a jerarquizar a Plaza Huincul, Cutral Co, Zapala, Rincón de los Sauces, Buta Ranquil y Barrancas “como los grandes centros de servicio de Vaca Muerta” e incorporar al directorio de GyP a un miembro de la oposición.

Desde la izquierda plantearon otro escenario y cuestionaron la presencia de empresas multinacionales explotando los recursos, aunque arriesgando salidas diferentes.

El candidato del FIT, Raúl Godoy, dijo que es necesaria “la nacionalización del petróleo y el gas con control de trabajadores, pueblos originarios y profesionales de las universidades públicas promoviendo energías limpias y renovables”. “Hoy nos usan como laboratorio de una técnica prohibida en muchos de sus países, contaminan nuestro ambiente y se apropian de los territorios del pueblo mapuche”, criticó.

En cambio, Priscila Otton de Nueva Izquierda aseguró que una primera medida a tomar si ganara la elección sería “prohibir el ‘fracking’ porque ya ha demostrado que es una herramienta de saqueo que genera muerte y contaminación”.

“También llamaríamos a una consulta popular para decidir qué modelo de desarrollo queremos para la provincia”, añadió.


Comentarios


Las propuestas de los candidatos para el desarrollo de Vaca Muerta