Las reservas petroleras volvieron a caer en 2011

La provincia del Neuquén registró un desplome del 12%.



1
#

Las reservas no son datos físicos sobre existencia de hidrocarburos sino económicos.

2
#

Archivo

Las reservas de petróleo y gas volvieron a caer el año pasado en nuestro país a pesar de los anuncios de nuevos desarrollos y del notable aumento de los precios internos del crudo y de los combustibles líquidos. El descenso fue más marcado en el gas, un 7,3%, y pegó especialmente en la Cuenca Neuquina, con números más negativos que la media nacional. Los datos terminaron de elaborarse hace pocos días en la secretaría de Energía de la Nación, y corresponden a diciembre de 2011 (se toman períodos de 12 meses). Con precios prácticamente congelados en el mercado residencial, los registros de la existencia comprobada de gas vienen cayendo de manera marcada, al punto que en los últimos cuatro años nuestro país se quedó con 16,6% menos de reservas. Las reservas de hidrocarburos no son datos físicos sobre existencia de recursos sino indicadores netamente económicos. Son recursos recuperables de un reservorio de acuerdo con la información conocida sobre acumulaciones, las condiciones de precio, las técnicas existentes en el momento de la determinación y la aplicación de las leyes en vigencia en cada territorio. En este escenario de regulación estatal y de -hasta la expropiación de YPF- presencia netamente privada en los yacimientos, esa combinación de indicadores económicos, certificados por la secretaría de Energía, indican que las reservas de petróleo cayeron en el país un 1,9% el año pasado en relación con 2010 y las de gas, en un 7,3%. El dato adquiere mayor gravedad en el escenario de gran dependencia de la economía del país con el gas. Hace varios años que es necesario importar desde Bolivia o mediante barcos de GNL. Estas importaciones son cubiertas con subsidios del Tesoro nacional, que junto con las que se destinan a la electricidad, constituyen un gasto de 9.000 millones de pesos. La Cuenca Neuquina es la principal productora de gas de Argentina, esencialmente con dos yacimientos: Loma de la Lata (YPF) y Aguada Pichana (Total). Sus reservas cayeron un 10% entre 2010 y 2011, lo que constituye un dato especialmente grave. En materia de petróleo, la cuenca también tuvo un retroceso en sus reservas comprobadas: un 10% en 2011. Desde 2009 cayeron un 15,3%. Específicamente para la provincia de Neuquén (la cuenca la integran además Río Negro, Mendoza y La Pampa) los datos son peores aún: en ambos casos, en el petróleo y en el gas, las reservas son ahora un 12% inferiores a las de 2010. La semana que viene YPF presentará su plan para la nueva etapa estatal, con el que pretende revertir los pésimos números del mercado de los hidrocarburos. Se precisan inversiones de miles de millones de dólares para frenar esta caída.

MARTÍN BELVIS martinbelvis@rionegro.com.ar


Comentarios


Las reservas petroleras volvieron a caer en 2011