Leche materna: se puede imitar pero no igualar

¿Por qué es tan importante? ¿Se la puede reemplazar?





«Los lactantes en los primeros años de vida son muy susceptibles a los riesgos nutricionales así como al problema de la contaminación de los alimentos. La lactancia materna debe ser exclusiva durante los primeros seis meses de vida por ser el único alimento óptimo que cumple con todos los requerimientos del bebé en esa etapa», explica Mónica del Compare, médico especialista universitario en pediatría (UBA) y médico especialista universitario en Gastroenterología.

La alimentación inicial del recién nacido tiene una importancia fundamental como medio para promover la salud futura, acompañar el desarrollo del sistema inmunológico y evitar desórdenes del metabolismo. «Hay evidencia científica que demuestra que los bebés alimentados a pecho tienen un mejor desempeño a nivel intelectual respecto a los que no fueron amamantados», dice la especialista Del Compare.

Entre otras cosas, la leche materna es una fuente natural de probióticos que ayudan al recién nacido a tener una flora intestinal saludable.

«Los probióticos son microorganismos que brindan una mejoría del balance microbiano intestinal. Todos los seres humanos, aún los niñitos de menos de un año de edad, desarrollan una flora intestinal que tiene relación con un adecuado funcionamiento del sistema inmunológico y de la prevención de enfermedades», explica el licenciado Sergio Britos, director del CESNI, una de las instituciones más prestigiosas vinculadas con la nutrición.

Un inconveniente frecuente se da cuando la madre no puede amamantar al niño. ¿Qué hacer en esos casos? Los especialistas recomiendan brindarles sucedáneos de leche materna con probióticos, que sería lo más cercano a la leche materna. «A medida que pasan los años, las formulas van mejorando y se acercan a la leche humana aunque esta es irremplazable», destaca Del Compare.

 

JUAN IGNACIO PEREYRA

ipereyra@netkey.com.ar


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Leche materna: se puede imitar pero no igualar