Liberan al profesor de canotaje acusado de quemar a un chico

Imputarían a otras dos personas. Un grupo de WhatsApp reveló los ritos violentos.





NEUQUÉN (AN).- El joven de 21 años que desde el domingo estaba detenido, acusado de quemar a un adolescente en una especie de ritual de iniciación deportiva, fue liberado ayer por un tribunal del Colegio de Jueces. En la misma audiencia se supo que por un grupo de WhatsApp se burlaban de las graves heridas que padeció el chico. El ayudante del profesor de canotaje fue liberado ayer luego de que se anulara el mes de prisión preventiva domiciliaria que le había sido impuesto el domingo. La decisión de los jueces Ana Malvido, Carolina García y Dardo Bordón se centró en que el fiscal Horacio Maitini no pudo acreditar que el joven, estando libre, interferirá en la investigación. Como medida preventiva, de todos modos, los magistrados le prohibieron a J.R. acercarse a todas las personas que participaron de los hechos. Por otra parte, se supo que es inminente la formulación de cargos contra otras dos personas por el mismo hecho: el padre de otro estudiante y el profesor del grupo, que es hermano de J.R. El ataque ocurrido el 30 de octubre en el club Santafesino fue brutal. Según el relato del chico de 14 años, un grupo de alumnos de canotaje estaba comiendo pizzas en la zona de las boteras y los tres sospechosos eran los únicos adultos presentes. De pronto el chico fue sorprendido por la espalda y tirado al piso por uno de los adultos, que lo sujetó. Entonces otro le bajó los pantalones y habría sido J.R. quien lo hirió varias veces con un hierro caliente, al punto que le produjo quemaduras de primer grado con desprendimiento de piel. El ataque habría sido tan resistido por el chico que en los certificados médicos que forman parte de la causa se detalló que tenía herido sus dedos por tratar de quitarse el hierro candente, en tanto que en las piernas presentaba excoriaciones producto del forcejeo por intentar librarse mientras estaba en el suelo. Pero el “ritual” de iniciación no cesó allí, dado que se supo, al revelarse el contenido de las conversaciones de un grupo de WhatsApp, que los otros estudiantes se burlaban del chico al mismo tiempo que también reconocían haber sido víctimas en su momento de otras violentas “iniciaciones”. Entre esas acciones trascendió que algunos fueron forzados a comer pasto, mientras que a otros los golpearon con toallas mojadas en los genitales. J.R. está acusado de cometer el delito de “lesiones graves doblemente agravadas por el concurso premeditado de dos o más personas y ensañamiento”. La comisión directiva del club Santafesino, por su parte, informó que la institución se puso a disposición de la Justicia y de la familia del damnificado y que la escuela de canotaje permanecerá cerrada “hasta nuevo aviso”. Sigue detenido En tanto que el oficial principal de la Policía neuquina que atacó a J.R. cuando era trasladado para su detención continúa cumpliendo diez días de prisión preventiva. La medida le fue impuesta al policía Luis Armando Matus cuando le imputaron el delito de “torturas”, ya que se le atribuye haber golpeado e introducido un palo en la zona genital de J.R. cuando era trasladado el sábado. La Jefatura de Policía, por su parte, inició una investigación interna y apartó al uniformado bajo la figura de “disponibilidad simple”.

La defensa alegó que no había riesgos procesales y el tribunal anuló la prisión preventiva.

Neuquén


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Liberan al profesor de canotaje acusado de quemar a un chico