Llegaron los chinos por la central nuclear y se instaló la protesta

Un grupo de vecinos y ambientalistas fueron al aeropuerto con pancartas, al hotel y los siguieron por el camino de la costa.



#

Hubo protestas en cada movimiento que realizó la comitiva oriental.(Foto: Marcelo Ochoa )

Una comitiva técnica china llegó ayer a Viedma para cumplir con estudios en terreno y avanzar en una propuesta de localización de la central nuclear, que prevé construirse en la zona atlántica rionegrina.

En resistencia al proyecto, vecinos espontáneamente -con la convocatoria por las redes sociales- se reunió frente a Casa de Gobierno pero, también, buscaron hacer notar su rechazo a la delegación oriental. Así, existieron expresiones en el aeropuerto, en el hotel y, también, lo siguieron en sus recorridos por la costa.

Al mediodía, unas 300 personas se manifestaron en Plaza San Martín. Los funcionarios rionegrinos callaron y buscaron desprenderse de esta embarazosa situación, especialmente por la campaña electoral.

La comitiva pertenece a la CNNC (China National Nuclear Corporation) y se integra con una decena de técnicos. Esa sociedad estatal firmó con su par argentina, Nucleolectrica Argentina (NASA) para construir dos centrales nucleares en el país. Una de ellas, con diseño chino, en Río Negro.

Un grupo de ambientalistas lo recibieron en el aeropuerto de Viedma con carteles de oposición a la instalación de la planta nuclear mientras los integrantes de la delegación se subían a dos traffic del ministerio de Turismo de Río Negro que los esperaban.

De allí partieron hacia ruta N°1 en dirección al Camino de la Costa que recorrieron. También fueron seguidos por un par de ambientalistas.

Los técnicos chinos se ocuparon de recorrer ciertas zonas de la costa atlántica, con algunas referencias específicas de científicos del Invap y de la Comisión Nacional de Energía Atómica. Las tareas de inspección no habrían concluidos en la víspera y seguirán hoy en regiones más alejadas de Viedma, seguramente en cercanías de San Antonio y Sierra Grande.

Las reacciones opositoras fueron espontáneas, generadas en convocatorias por las redes sociales y, en principio, por la versión que ayer se firmarían el acuerdo definitivo de la construcción. Así se sumaron actividades, comenzando con la confección de murales antinucleares en el centro capitalino y, por la tarde, una radio abierta en Patagones. Se incorporó una vigilia frente al hotel en la costanera con una notable participación a pesar de la repentina invitación.

Fue interesante esa respuesta. No sólo en la cantidad de personas que se reunió en la plaza con carteles, cánticos y pintadas sino la conexión que se mantuvo. Esas mismas redes sociales fueron las encargadas de realizar un seguimiento espontáneo de la delegación china.

Sin programación alguna distintas personas tomaron fotos y las subieron a las redes no sólo en el aeropuerto sino por los sectores por donde pasaban las traffics de Turismo incluido el Parque Industrial de Viedma que se levanta a la vera de la ruta provincial N°1, donde se inicia el Camino de la Costa.


Comentarios


Llegaron los chinos por la central nuclear y se instaló la protesta